Municipal

Cambian las buganvillas por paños de chapa en la pasarela de Pescadería

  • El PSOE se pregunta si el alcalde de Almería tiene "alergia" a las plantas

La pasarela de Pescadería, sin la vegetación prevista en el proyecto La pasarela de Pescadería, sin la vegetación prevista en el proyecto

La pasarela de Pescadería, sin la vegetación prevista en el proyecto

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Eusebio Villanueva, ha criticado que el equipo de gobierno del Partido Popular haya dejado la pasarela de Pescadería sin la vegetación prevista en el proyecto de remodelación y, en cambio, haya puesto en sustitución unas lamas metálicas “que no dan la sombra necesaria, que no reducen la temperatura ambiente en la zona y que, por supuesto, no embellecen ese paso como lo harían las plantas ni hacen del entorno un espacio más amable para recorrerlo”. Según ha explicado el edil, las razones argumentadas para eliminar la vegetación contemplada “son peregrinas y solo llevan detrás el sello del alcalde y los concejales del PP de hacer una ciudad en la que achicharrarse y poco habitable para los que vivimos en ella”.

Villanueva ha lamentado que la pasarela pierda, de esta manera, “lo que tendría que haber sido una seña de identidad en un proyecto que ha costado más de 300.000 euros, además de un elemento de disfrute para los muchos vecinos que la atraviesan diariamente, entre otras cosas, de camino a la Plaza de Pavía, que es un espacio comercial y de convivencia estupendo, pero muy descuidado también por parte del equipo de gobierno municipal”. “Parece que el alcalde tiene alergia a las plantas –ha ironizado- como se ve aquí o en el empeño por cargarse los árboles de la Plaza Vieja, además de El Pingurucho”.

En ese sentido, ha detallado que fue la empresa que tiene concesionado el servicio de jardinería de la ciudad la que planteó antes de iniciarse las obras que no se pusiera la vegetación, que tenía que terminar por enredarse en una pérgola, argumentando “cosas tan ridículas como que las jardineras previstas eran pequeñas para las buganvillas, cuando en realidad tenían más de un metro de largo y 0,50 de ancho, que es más que suficiente para el tallo de este tipo de planta”.

A eso se suman, otras “supuestas dificultades” como que se requería de “un sistema de riego, una conexión al alcantarillado o que no era posible el acceso de vehículos dentro de la pasarela”. “Todos esos supuestos imponderables no lo eran para el Ayuntamiento cuando hizo el proyecto de remodelación de la pasarela, y se presupone que la administración sabe lo que se puede hacer o no en este apartado. Y, además, esas supuestas pegas no lo son tampoco para los innumerables maceteros colgantes que hay en la cercana vía parque y en otros muchos sitios de la ciudad”, ha subrayado.

Es evidente, a juicio del PSOE, “que frente a los intereses como empresa que puede tener a la que se paga ahora mismo, de ahorro de costes o de simplificación de su trabajo, tiene que estar el equipo de gobierno municipal defendiendo los de todos los almerienses”.

Por esa razón, “los socialistas no podemos compartir que la decisión final aceptada por el PP, a partir de la propuesta de la empresa concesionaria de jardines y de la que se encargó de realizar las obras en la pasarela, fuera cambiar la vegetación por unos paños de chapa de color verde que simulan los nervios de unas hojas”.

Porque, el resultado final es que “ahora lo que tenemos es una pérgola, pero en la que no se va a enredar nada y, para tratar de disimular eso, unas chapas que ni van a dar la sombra que darían las plantas, ni van a refrescar el ambiente como sí lo hace la vegetación y que, además, tampoco tienen el mejor de los efectos estéticos para este lugar”, ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios