Almería

Comienzan las obras tras el desprendimiento de tierras

  • Veinte días después arrancan los trabajos para que las 20 familias desalojadas puedan volver a sus casas · La Junta trabaja en el proyecto integral para la zona

El pasado jueves 27 de agosto arrancaban las obras de emergencia para dar solución al desprendimiento de tierras que se producía el pasado día 5 de agosto, y que obligaba de desalojar veinte viviendas en pleno centro de la localidad, ante el peligro de derrumbe que presentaban.

Los cimientos de las casas de estas familias de Albanchez quedaban considerablemente afectados, sobre todo dos de ellas en las que el talud de tierra se había llevado consigo los cimientos de estos dos inmuebles. Ante esta situación, y tras un estudio ocular de los técnicos, el Ayuntamiento, tuvo que desalojar pocas horas después del suceso, las veinte viviendas de la manzana.

Veinte días después y tras los estudios realizados tanto por los técnicos de la Diputación provincial como por empresas especializadas, el pasado jueves comenzaban los trabajos de desescombro de la zona; la retirada de materiales arenosos y los pinos caídos debido al desprendimiento. Una vez limpiada la zona, el viernes, los técnicos de la empresa encargada de estas obras, la UTE Ramón Ruiz y Desnivel, comenzaron a colgarse en la zona para actuar en el talud.

Uno de los primeros problemas que se ha encontrado la empresa, tal y como adelanta el alcalde de la localidad, Francisco Martínez, es que "la mala situación del talud hace imposible que estos trabajadores puedan atarse al mismo y por tanto tendrán que hacerlo de las propias casas". A pesar de la complicidad de las obras de emergencia, el alcalde espera que puedan estar finalizadas en unos quince días y hacer posible que las familias que hoy se encuentran realojadas en casas de amigos y familiares del municipio, puedan por fin regresar a sus hogares.

Las obras de emergencia consisten en la construcción de una pantalla sobre el muro de hormigón de la ladera sobre la que se asientan las viviendas, más una red de cables aferrada sobre una malla de aluminio a seis metros de altura y todo esto después de que se reformen los sistemas de recogida y evacuación de aguas pluviales. Estas medidas formarán parte de una intervención integral en la zona, que asegurará de una forma definitiva las viviendas. Será a través de una segunda intervención en cuyo proyecto trabaja ya la Junta de Andalucía, según confirma el primer edil, "desde la Consejería de Obras Públicas nos están solicitando ya la documentación para dotar de presupuesto al proyecto general que hará posible que acabemos con este problema definitivamente; este aspecto es muy importante, porque estamos hablando de una obras que superarían los tres millones de euros de inversión". Aplicar muros de hormigón o muros de escollera en toda la ladera, será la solución definitiva, que será financiada por la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía; mientras que la primera fase está siendo financiada a través de la Diputación y Subdelegación del Gobierno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios