Tribunales

Condenado por circular ebrio y negarse a realizar las pruebas de alcoholemia en Roquetas de Mar

  • A pesar de que le informaron “debidamente” de que si se negaba estaría cometiendo un delito contra la seguridad vial, tras “reiterados intentos infructuosos y obstaculizados voluntariamente por el acusado”, no se le pudo hacer la prueba ante la negativa del acusado

5.000 conductores reincidentes en sanciones por alcohol y drogas en Almería 5.000 conductores reincidentes en sanciones por alcohol y drogas en Almería

5.000 conductores reincidentes en sanciones por alcohol y drogas en Almería

Una juez de Almería ha impuesto penas por un total de un año de cárcel a un hombre que circulaba borracho en un automóvil y se negó a realizar las pruebas de alcoholemia.

La sentencia, dictada por conformidad, señala que sobre las 01:20 horas del pasado 22 de noviembre, el acusado, un hombre de 40 años natural de Marruecos, conducía por la carretera de La Mojonera, en Roquetas de Mar.

Al pasar a la altura del número 163 de dicha vía, tres agentes de la Guardia Civil le dieron el alto al ver que conducía de “forma errática”, ya que tenía mermadas sus capacidades sensoriales, de reflejos y atención debido a que había ingerido bebidas alcohólicas de forma previa.

Una vez parado, los agentes comprobaron que éste presentaba “evidentes síntomas” de encontrarse ebrio, ya que tenía los “ojos brillantes, halitosis alcohólica notoria de lejos, respuestas incoherentes” y un “habla pastosa”.

Así las cosas, lo invitaron a someterse a la prueba de alcoholemia, que iba a ser realizada por dos miembros de la Policía Local de Roquetas.

A pesar de que le informaron “debidamente” de que si se negaba estaría cometiendo un delito contra la seguridad vial, tras “reiterados intentos infructuosos y obstaculizados voluntariamente por el acusado”, no se le pudo hacer la prueba ante la negativa del acusado.

Por estos hechos ha sido condenado a medio año de cárcel por un delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos del alcohol, y a seis meses más de prisión por otro delito contra la seguridad vial, en este caso por negarse a someterse a la citada prueba.

Además, se le imponen sendas privaciones del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un tiempo total de dos años y dos días.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios