Tribunales

Condenado por empujar e insultar a policías en una pelea en el albergue

  • Cuando lo trasladaron a la Comisaría, les dijo:“hijos de puta... quítate el uniforme... os voy a matar”, con ánimo de amedrentarlos

Entrada principal a la Ciudad de la Justicia de Almería Entrada principal a la Ciudad de la Justicia de Almería

Entrada principal a la Ciudad de la Justicia de Almería / Redacción (Almería)

Una juez ha condenado a un hombre que empujó a un policía nacional e insultó a sus compañeros, diciéndoles “hijos de puta”, tras intervenir en una pelea en el albergue.

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, declara probado que sobre las 22:45 horas del 8 de septiembre de 2018, agentes de la Policía Nacional se personaron en el albergue municipal debido a una reyerta que había tenido lugar dicho día.

Una vez allí, los policías solicitaron su documentación al acusado L.G.G., quien se negó a facilitarla y los increpó, dándole un empujón a uno de ellos.

Una vez fue trasladado a dependencias policiales, increpó a los agentes diciéndoles: “hijos de puta... quítate el uniforme... os voy a matar”, con ánimo de amedrentarlos.

Por estos hechos, ha sido condenado por un delito de resistencia a los agentes de la autoridad a la pena de seis meses de multa, si bien el fallo no es firme y puede ser recurrido ante la Audiencia Provincial de Almería.

La juez destaca que el acusado se acogió a su derecho a no declarar durante la fase de instrucción, y que durante el juicio oral “se limitó a manifestar que no se acordaba de nada, que había bebido mucho vodka, no sabía lo que hacía” y que sigue un “tratamiento crónico por depresión y nervios”.

Subraya, frente a esta declaración, la forma de “manera clara y contundente” en la que los agentes relataron lo que ocurrió, sin que haya elementos que “hagan suponer su falta de objetividad, o motivaciones que cuestionen la presunción de veracidad de sus testimonios”.

Apunta que uno de los agentes explicó que, cuando mediaban en una pelea en el albergue, el acusado se metió en medio en “estado de agitación” y que, cuando trataron que se calmase, se dirigió a ellos de forma “insultante y amenazante”.

Otro de los policías coincidió con el anterior y añadió que el acusado, “con quien no iba la pelea”, estaba “muy nervioso” y les habló con tono ofensivo e intimidatorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios