Almería

Condenados por estafar 22.349 euros para poder adquirir un automóvil

  • Falsificaron la declaración del IRPF de uno de ellos para poder aparentar más poder adquisitivo

Ciudad de la Justicia de Almería, donde se encuentra el juzgado que ha condenado a los procesados. Ciudad de la Justicia de Almería, donde se encuentra el juzgado que ha condenado a los procesados.

Ciudad de la Justicia de Almería, donde se encuentra el juzgado que ha condenado a los procesados. / Carlos barba/efe

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a dos hombres que estafaron 22.349,25 euros a una empresa de crédito para comprar un vehículo, utilizando para ello declaraciones del IRPF que habían elaborado para aparentar que tenían una mayor cantidad de ingresos.

La sentencia, dictada por conformidad y a la que ha tenido acceso Diario de Almería, relata cómo los acusados J.M.M.F. y R.M.E., se pudieron de acuerdo y elaboraron un plan para adquirir automóviles con el dinero obtenido mediante créditos de entidades financieras que "en ningún caso tenían intención de devolver".

Una vez hecho esto fue solicitado un crédito pero no fue abonada una sóla de las cuotas del mismo

Con la intención de obtener un "enriquecimiento ilícito" y de aparentar solvencia económica, J.M.M.F. elaboró con la ayuda de R.M.E. diversas declaraciones fiscales del Inpuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en las que hacía constar la percepción de ingresos que no había recibido y las presentó a la Agencia Tributaria en 2013, 2014 y 2015.

Así las cosas, el 1 de julio de 2016 los procesados adquirieron en un concesionario de Huércal-Overa un vehículo a motor, suscribiendo para ello J.M.M.F. la petición de un préstamo por importe de 22.349,25 euros para financiarlo.

La financiera responsable del préstamo se lo concedió por la "solvencia que aparentaron" gracias a las falsas declaraciones del IRFP elaboradas "ad hoc de forma mendaz" por ellos.

Una vez adquirido el automóvil, J.M.M.F. se lo entregó a R.M.E. por una cantidad no determinada de dinero, sin que el primero de ellos pagase ninguna cuota del préstamo suscrito ni la mercantil prestamista haya recuperado el importe del crédito concedido.

Por estos hechos, ambos procesados han sido condenados a penas individuales de nueve meses de prisión por delitos de estafa y el pago de las costas del juicio, reservándose la empresa que dio el crédito la acción civil pertinente tras este fallo judicial.

La pena de prisión ha sido suspendida durante un plazo de dos años a condición de que los condenados no vuelvan a delinquir en este periodo.

Al haber anunciado todas las partes su intención de no recurrir la sentencia, fue declarada firme en la propia vista oral celebrada contra ambos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios