Almería

Contrata a su amigo para que robara en el bar de su madre a cambio 10.000 euros

  • Los hechos ocurrieron el lunes en la carretera del Mamí, cuando la Policía arrestó al autor del atraco y al que lo preparó todo

La Policía Nacional de Almería ha detenido a dos individuos como presuntos autores de un delito de robo con violencia e intimidación después de que uno de los arrestados, hijo de la dueña del local asaltado, presuntamente planificara el robo del establecimiento junto con un conocido suyo al que prometió pagarle 10.000 euros si conseguía un arma de fuego para cometer el asalto.

Los hechos que motivaron la actuación policial tuvieron lugar sobre las 23:00 horas el 7 de abril en un bar situado en la carretera del Mamí de la capital almeriense. Según indica la Comisaría en una nota, el hombre llamó al 091 para solicitar ayuda, ya que un individuo armado con una escopeta había golpeado y maniatado a la dueña del establecimiento y había encañonado al hijo de ésta con el arma de fuego. Inmediatamente se trasladaron al lugar varias dotaciones policiales para socorrer a las víctimas, quienes manifestaron a los agentes que el atracador había huido en dirección a la calle Instinción. Acto seguido los agentes establecieron un dispositivo policial al efecto que culminó con la detención del presunto autor del atraco en la calle Menta.

En el momento de su arresto el asaltante manifestó a los agentes que el hijo de la propietaria del local le había convencido para perpetrar el atraco. "Yo no he hecho nada, a mí me han liado", manifestó el detenido, según los agentes. Acto seguido acompañó a los policías hasta un descampado cercano donde les hizo entrega de una bolsa de deporte que se encontraba oculta entre unos matorrales, que contenía en su interior una escopeta, un cuchillo de grandes dimensiones, un pasamontañas, un par de guantes y cuatro cartuchos.

Posteriormente el agresor manifestó que había sido contratado por el hijo de la dueña del local para conseguir un arma de fuego y perpetrar un atraco en el bar propiedad de su madre a cambio de 10.000 euros. Tras la investigación, los agentes averiguaron que la escopeta utilizada por el atracador fue robada en el año 2004 en Girona. Las pesquisas mostraron que el día de los hechos, momentos antes del asalto, el hijo de la mujer agredida le había dado instrucciones al atracador haciendo uso de la aplicación 'Whatsapp', sobre la hora a la que tenía que entrar en el establecimiento, ya que en esos momentos no había ningún cliente y él le facilitaría el dinero de la caja y de la tragaperras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios