Temporal

Un manto de polvo cubre Costacabana a los diez días de la gota fría

  • Los vecinos están que trinan con el Ayuntamiento por la falta de refuerzo de limpieza. Viven con puertas y ventanas cerradas

Un perro cruza por el barro seco. Al fondo, un coche cubierto de polvo Un perro cruza por el barro seco. Al fondo, un coche cubierto de polvo

Un perro cruza por el barro seco. Al fondo, un coche cubierto de polvo

Diez días después de la lluvia torrencial de la madrugada del viernes 13, los vecinos de Costacabana siguen sufriendo las consecuencias de la gota fría. El barrizal de sus calles no ha sido retirado y el calor lo ha convertido en arena. Un manto de polvo que les está obligando a vivir con ventanas y puertas cerradas en unas casas en las que, por mucho que se limpien, el barro está presente.

“Estamos hartos de limpiar las casas. Es imposible entrar en nuestras viviendas sin manchar, pues las aceras están cubiertas unas de barro y otras, al secarse, de arena. En otras, sigue la placa de barro de una acera a otra”, protestan, no sin antes comentar que han sido “pacientes” en esa espera a los servicios de limpieza municipales que, según se quejan, no terminan de llegar.

El viento de Poniente de este fin de semana no ha hecho sino empeorar la situación, levantando ese barro seco en forma de polvo. Los vecinos están que trinan con el Ayuntamiento de Almería. Explican que por Costacabana ha pasado el servicio de limpieza habitual, pero sin ese refuerzo que, estiman, la gota fría exige, teniendo en cuenta que ha sido el barrio más afectado por las lluvias.

La Asociación de Vecinos Bahía de Costacabana ha tenido contactos con los responsables municipales en vista de que la “maquinaria” de limpieza que el Ayuntamiento les garantizó aún no ha aparecido, pese a los carteles colocados para evitar el aparcamiento de vehículos en aras de facilitar las tareas de limpieza. “No se ha hecho apenas nada y los vecinos están limpiando las aceras para poder entrar en sus casas”, describe el portavoz del colectivo vecinal, José Reche, quien espera soluciones inmediatas por parte de la concejala de Participación Ciudadana, Paola Laynez, con la que hay programa una reunión. “La gente está muy molesta”, comunica Reche.

Otro aspecto sobre el que la asociación vecinal ha querido incidir es en la falta de mantenimiento de los imbornales que desembocan en la playa. “Están completamente atascados por la arena, de ahí también las inundaciones, y Aqualia –la empresa concesionaria de aguas– todavía no los ha limpiado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios