Almería

Detenidas cuatro personas tras decomisar 1.054 plantas de 'maría'

  • Con los agentes en la vivienda, los detenidos dijeron que 2las plantas no eran suyas, que ellos solo la cuidaban"

La Guardia Civil ha desmantelado dos cultivos de interior con un total de 1.054 plantas de marihuana en dos actuaciones que se han saldado con la detención de cuatro personas por delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico en Vicar.

En la primera de las actuaciones, los agentes de la Guardia Civil observaron en la puerta de una vivienda una furgoneta con matrícula francesa, abierta y con las llaves puestas, con signos de haber sido manipulada, pero sin nadie en su interior.

Mientras realizaban gestiones para averiguar si la furgoneta figuraba como sustraída, salieron de la vivienda cuatro personas atravesando un patio exterior que da a la calle, quienes, al ver a los agentes en el exterior del domicilio, reaccionaron con "sorpresa y pánico, huyendo hacía el interior de la casa". Al ver la reacción de estas personas, la Guardia Civil les dio el alto "sin poder evitar que acabasen a tropezones en el interior del patio, dándoles alcance antes de que entraran en la vivienda".

Una vez en el patio, percibieron un fuerte olor a marihuana, y al preguntar a las cuatro personas sobre ello, manifestaron que en el interior de la vivienda había plantas "pero que no era suyas, que ellos solo las cuidaban"

En total, se decomisaron un total 794, así como transformadores, balastros, extractores y filtros de aire, máquinas de aire acondicionado todo instalado y funcionando para aumentar la productividad de la plantación.

En una inspección más minuciosa de la vivienda, los agentes descubrieron un enganche ilegal a la red de suministro, por lo que procedieron a la detención de sus moradores por un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos son A.S., de 36 años de edad; B.A., de 22 años; A.E., de 36 años, y H.E., de 41 años, todos vecinos de la localidad de Vicar. En una actuación diferente, los agentes de la Guardia Civil observaron como un joven saltaba desde el interior a la calle un muro que delimitaba una vivienda en la localidad de Vicar (Almería) y al percatarse de la presencia de la patrulla, salía corriendo en dirección opuesta. Durante su huída, saltó las vallas metálicas de las fincas que rodeaban la vivienda consiguiendo perder a los agentes que tras solicitar el apoyo de otras patrullas de la zona realizan una batida sin conseguir localizarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios