Almería

Díaz cuestiona el cierre de Cemex y mediará con Gobierno y empresa

  • La presidenta de la Junta se sorprende de la decisión de cese de la planta de Gádor cuando su rentabilidad está demostrada

  • Se compromete a defender su apertura ante la ministra de Empleo y ver alternativas con la patronal

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se reúne en Almería con el Comité de Empresa de la fábrica de Cemex en Gádor. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se reúne en Almería con el Comité de Empresa de la fábrica de Cemex en Gádor.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se reúne en Almería con el Comité de Empresa de la fábrica de Cemex en Gádor. / fotos: rafael gonzález

Después de que Cemex anunciara la pasada semana el cese de su actividad en dos de las siete fábricas de cemento con que cuenta en España, una de ellas la de Gádor en Almería -la otra la de Lloseta (Baleares)-, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se reunía ayer con miembros del comité de empresa de esta planta. La máxima representante de la administración autonómica mostraba su sorpresa por el hecho de que la empresa plantee el cierre de su fábrica gadorense: "No comprendemos, tras analizar los datos, cómo una fábrica que es rentable, de referencia, con un producto de calidad, que se solicita dentro y fuera de nuestras fronteras, que ha sido reconocida hace tan sólo dos meses como la mejor planta de todo el grupo, en estos momentos se esté planteando la viabilidad".

Tras el encuentro con los trabajadores, Díaz anunciaba ante los medios de comunicación su compromiso de hablar ayer mismo con la ministra de Empleo, Magdalena Valerio, para trasladarle su defensa para que la fábrica siga abierta, no sólo el almacenamiento, sino también la producción; "al mismo tiempo hablaré con la patronal para ver las distintas alternativas que hay para reforzar o ayudar para que la viabilidad, que ya está garantizada pues es una planta como digo rentable, se traduzca también en rentabilidad laboral".

Habrá 'cónclave' en 48 horas desde ayer de consejeros de la Junta con los trabajadores

Por otro lado, la presidenta de la Junta avanzaba que en un máximo de 48 horas, es decir, mañana, habrá reunión del consejero de Medio Ambiente, la directora general de Minas o la viceconsejera de Empleo y el consejero de Agricultura para ver la posición conjunta con los trabajadores.

"Esperamos todo de la señora presidenta". Por su parte, así de contundente se mostraba el presidente del comité de empresa de Cemex en Gádor, Antonio Orta, cuya intención y la del resto de trabajadores presentes en el encuentro era la de mostrar a Díaz que Cemex no lleva razón en cuanto a los motivos que justifica para el cierre de la fábrica, "nuestra empresa es totalmente viable, estamos haciendo todos los esfuerzos políticos para que la situación se revierta y no cierren la planta". Orta señalaba que están tocando a todas las puertas y, de momento éstas se están abriendo, refiriéndose a los apoyos recibidos desde los distintos partidos e instituciones en la provincia almeriense y ahora de la comunidad autónoma, pero insistía: "Necesitamos que llegue más arriba", algo que habrán logrado tras el encuentro de ayer si Díaz cumple su palabra de contactar con la ministra.

El presidente del comité de empresa recordaba que Cemex compraba la planta de Gádor hace cuatro años a Holcim, "desde que entonces no nos ha ido bien, siempre han sido recortes, tanto salariales como sociales, y con la premisa de que si los hacíamos confiábamos en la viabilidad de la planta. Pero hemos visto que no"; en esta línea Orta lamentaba que después de que la plantilla haya hecho grandes grandes esfuerzos no ha servido para nada. "Parece mentira, pero antes de anunciar el cierre nos dieron un premio como la fábrica mejor del grupo. Por ello no entendemos que quieran cerrarnos de un día para o otro".

Los trabajadores de Cemex tienen en mente una fecha, el 5 de novembre. Y es que desde que Cemex notificara por escrito la situación a los trabajadores, éstos no han tenido otra comunicación por parte de los dirigentes de la empresa, si bien, como señala Orta, han sido emplazados para el mes próximo para iniciar las negociaciones. "Nuestra intención es que antes del 5 de noviembre se revierta la situación y retiren el ERE (expediente de regulación de empleo) de encima de la mesa, porque como lleguemos a ese día será difícil".

Mientras siguen los contactos políticos, los trabajadores de Cemex en Gádor han organizado una movilización el sábado en Almería, que partirá de la Puerta de Purchena y recorrerá el Paseo hasta llegar a la Plaza de las Velas, "queremos que la ciudadanía nos ayude, ya que Almería no tiene gran tejido industrial y si cierra la cementera pierde la provincia al completo", concluye Orta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios