Almería

Dolor y silencio en la capital en recuerdo de Aicha B.

  • El subdelegado del Gobierno llama a "repensar nuevas estrategias" para combatir el machismo en la sociedad

Concentración a las puertas de la Subdelegación del Gobierno. Concentración a las puertas de la Subdelegación del Gobierno.

Concentración a las puertas de la Subdelegación del Gobierno. / D.A.

La sociedad almeriense se unió ayer para condenar y mostrar su repulsa por la muerte de Aicha B., la tercera víctima mortal de la violencia machista en la provincia este año. Instituciones y particulares se sumaron a la una de la tarde al minuto de silencio convocado en la Subdelegación del Gobierno de Almería, donde el subdelegado, Manuel de la Fuente, afirmó durante la lectura de un manifiesto que "las palabras se quedan cortas para expresar nuestra repulsa y condena por este acto lamentable". "Da igual cualesquiera que sean las circunstancias que rodean la vida de la víctima, es intolerable que se siga asesinando a mujeres por el simple hecho de serlo".

De la Fuente reconoció que la sociedad "ha reaccionado" con medidas legislativas como la Ley Integral de Violencia de Género de 2004 o de Igualdad, aprobada en 2007, y "ahora con un pacto de estado que debe subsanar las carencias". "Pero estamos lejos de los objetivos y crece la inquietud por la aparición de signos de involución en la percepción social de la violencia de género, en las relaciones de pareja", sostuvo, señalando que las encuestas "muestran un repunte de actitudes machistas entre los jóvenes", con un 27,4% de adolescentes que consideran que la violencia en la pareja es natural, o un 33% que cree que los celos son una prueba de amor. También se refirió al desarrollo de "sectores neomachistas que tratan de desacreditar las políticas públicas de igualdad con falsedades como el mito de las denuncias ficticias o los intentos de caracterizar al feminismo como una ideología totalitaria que busca el sometimiento de los hombres". "La violencia de género se ha revelado como un fenómeno resistente, que debemos seguir combatiendo con más recursos y mejores estrategias educativas y preventivas", dijo De la Fuente, quien advirtió de que "no se trata de un problema de la esfera privada de las personas, sino de un asunto público sobre el que se debe intervenir". Recordó que desde 2003 han sido asesinadas en el país 964 mujeres a manos de sus parejas o exparejas, 34 de ellas en Almería, y posteriormente en declaraciones a los medios sostuvo que éstas son cifras "absolutamente inaceptables para una sociedad democrática", y abogó por "repensar qué nuevas estrategias, que nuevas acciones, educativas, fundamentalmente", habrá que poner en marcha.

Por su parte, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, y la directora del IAM, Elena Ruiz, condenaron este jueves el asesinato machista. Sánchez Rubio, a través de una nota de prensa, recalcó la importancia "de no culpabilizar a las víctimas y, sobre todo, de que el entorno más cercano y las autoridades encargadas de la protección tomen una actitud activa de apoyo y seguridad a las mujeres y de aislamiento del agresor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios