Almería

Doñana se fija en Cabo de Gata para 'blindarse' ante el trasiego de coches

  • Ecologistas piden que la Junta prohiba el tráfico rodado por la playa del Parque Nacional tras conocer el acuerdo consensuado para acceder a las calas de San José y la limitación de acceso con la barrera

El Parque Nacional y Natural de Doñana, una de las joyas medioambientales de Andalucía y hogar del casi extinto Lince, ha clavado sus ojos en el Parque Natural de Cabo de Gata para protegerse contra el negativo impacto que provocan la circulación de vehículos por su gran extensión.

El grupo ecologista WWF, tras conocer las medidas que se han puesto en marcha por parte de la Junta de Andalucía para preservar el enclave almeriense limitando el acceso de vehículos a través de una barrera con un horario limitado, ha solicitado a la administración autonómica que a través de la dirección del Espacio Natural y junto con la Estación Biológica de Doñana, establezcan las condiciones para minimizar los tránsitos de vehículos por la Playa de Doñana.

En esta ubicación la problemática radica en que los ayuntamientos de Almonte y Sanlúcar de Barrameda han solicitado su conexión a través de la citada Playa del Parque Nacional (con una extensión de 32 kilómetros), algo que el responsable de la Oficina de WWF en Doñana, Juanjo Carmona, considera que "no sólo es innecesaria, sino que va contra los objetivos de conservación de este importante ecosistema del Espacio Natural".

Esta petición consistorial es fruto del gran rodeo que tienen que dar los usuarios que quieran ir de una localidad a otra lo que provoca que la Junta conceda permisos puntuales y sólo a personas con todo terreno para que recorran esos 32 kilómetros por la playa en un tiempo máximo de una hora.

Y es esto precisamente lo que quieren los ecologistas que se prohiba "porque si hacemos un recuento de los vehículos, al final del año pueden circular más de 1.500 con todo lo que ello supone en impacto negativo para Doñana".

Al igual que sucede en Cabo de Gata, el acceso no está restringido para los bañistas que accedan a pie, en bicicleta y en este caso concreto, también a caballo.

"Creemos que si en Almería se ha llegado a un consenso para no provocar daños irreversibles al Parque Natural Cabo de Gata, la Junta debería de hacer lo propio en Doñana ya que si no la playa se convertirá con el paso de los años en una carretera de tránsito habitual", lamenta Carmona.

El portavoz ecologista afirma que tras conocer la solución tomada en el parque almeriense "se demuestra que puede haber un punto medio entre el respeto medioambiental y los usos turísticos".

Recordar que sus compañeros almerienses como el Cóndor han reiterado en varias ocasiones que se prohiba totalmente el acceso en vehículos a las playas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios