Almería

Emprender para poner freno a la despoblación

  • Diputación lanza un programa de ayudas a la formación y autoempleo de 200 jóvenes con 1,5 millones. El Plan de Autónomos en marcha y el de cajeros a punto de salir a licitación. Esta iniciativa pretende crear un mínimo de 70 negocios en pueblos de menos de 5.000 vecinos

Emprender para poner freno a la despoblación en los pueblos del interior Emprender para poner freno a la despoblación en los pueblos del interior

Emprender para poner freno a la despoblación en los pueblos del interior / EFE

La Diputación está liderando la cruzada contra la despoblación en la provincia y todas sus áreas han establecido políticas transversales como punto cardinal de su gestión de los próximos años. No es para menos, el reto demográfico que se avecina, con 80 municipios con menos de 5.000 habitantes y un censo mayoritario por encima de los 55 años de edad, obliga a dar un vuelco a cualquier estrategia y planteamiento anterior y definir una hoja de ruta con la que paliar la lenta agonía del mundo rural. El interior de la provincia da cobijo hoy a sólo un 25% del censo y ven partir a diario a los pocos jóvenes en busca de oportunidades a los núcleos del litoral, grandes urbes y zonas de agricultura intensiva.

La institución supramunicipal ha arrancado la legislatura con una batería de medidas que pretenden poner freno a esta sangría y tras la puesta en marcha de un plan para los autónomos que permita crear riqueza y empleo han lanzado un programa que permitirá que más de 200 jóvenes de 85 municipios tengan oportunidades sin hacer las maletas. El siguiente paso será pionero en nuestro país al instalar cajeros desde los que tener acceso a los servicios bancarios y trámites tributarios. No hay que olvidar que casi la mitad de los municipios de la geografía provincial no dispone de sucursal, de ahí la importancia de contar con esta herramienta en su intento de limitar al máximo las carencias del interior en servicios básicos e infraestructuras.

El programa Almería, Empleo Joven contra la despoblación se pondrá a disposición de aquellos residentes en 85 pueblos menores de 5.000 habitantes y con edades comprendidas entre 16 y 30 años que quieran emprender. Pechina y Benahadux se excluyen al formar parte del área metropolitana y se incluyen otros con mayor padrón pero con pérdida progresiva de habitantes como Macael, Mojácar y Carboneras. La iniciativa cuenta con una inversión de 1,5 millones de euros, de los que el 75% llegan de la Unión Europea a través de los Fondos Sociales en virtud de una tramitación que se inició en enero a través del Ministerio de Política Territorial. El 25% restante, unos 282.000 euros, será aportados por la Diputación, que ya autorizó en marzo casi 10 millones para iniciar la tramitación del plan de cajeros y el de los autónomos de pueblos de menos de 3.000 vecinos que dispondrán de hasta 40 millones de financiación a coste cero de sus proyectos empresariales.

Fernando Giménez y Carmen Navarro en la Diputación de Almería Fernando Giménez y Carmen Navarro en la Diputación de Almería

Fernando Giménez y Carmen Navarro en la Diputación de Almería

El programa que ayer presentó el diputado de Presidencia, Lucha contra la Despoblación y Turismo, Fernando Giménez, permitirá a los participantes una formación previa con la que poner en marcha su idea de negocio, además de una ayuda económica durante la fase inicial para que el proyecto pueda asentarse y generar riqueza en las localidades más castigadas por el éxodo rural. Los técnicos ya están con la elaboración de las bases de selección de los jóvenes a los que se pretende facilitar el autoempleo y la creación de empresas para que marcharse de sus municipios en busca de oportunidades. Asentar la población joven, en definitiva, una de las claves para encauzar el reto demográfico, es el objetivo de la ambiciosa iniciativa que estará sobre el terreno, a disposición de los futuros emprendedores, en un par de semanas.

Estas ayudas no serán, además, incompatibles con las que se pueden recibir del resto de administraciones, posibilidad que intensifica una discriminación positiva hacia los jóvenes de los pueblos con las que dar la vuelta a la tortilla. El programa pretende conseguir la creación de al menos 70 nuevas empresas y cuenta con la colaboración especializada de la Cámara de Comercio, Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo (FAECTA), Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), el Instituto Andaluz de la Juventud y Almería Emprende de la Junta, técnicos e investigadores de la UAL y varias asociaciones de la provincia.

El diputado de Presidencia ha explicado que “la idea es formar a jóvenes para que puedan montar su negocio, reavivar la economía en los municipios del interior y dar incentivos a los almerienses para que se queden donde viven con oportunidades que no tendrían”. En este sentido, Giménez puso en valor el firme compromiso contra el desequilibrio territorial de la institución provincial y recordó que “Diputación ha sido pionera en promover iniciativas reales y palpables para luchar contra la despoblación”. En relación a este programa para jóvenes, asegura que la formación y capacitación de los participantes se complementa con ayudas económicas durante la primera fase de sus proyectos, así como subvenciones para fomentar la economía social de los pueblos del interior mediante cooperativas y sociedades laborales que estén ya instaladas en el territorio.

80 municipios almerienses no llegan a los 5.000 vecinos y la mayoría de su censo tiene más de 55 años

Otras de las medidas recientes impulsadas por la Diputación ha sido la investigación del cultivo de higos bajo plástico, el impulso a la vivienda protegida, incentivar los rodajes y la industria del cine y el plan de autónomos. Sin embargo, la medida estrella será el proyecto para dotar de cajeros a los pueblos más pequeños que se quedaron sin sucursal ni servicio bancario. Los terminales se instalarán, siempre a instancias de los ayuntamientos, en una treintena de pueblos, si bien son casi medio centenar los que se han quedado ya sin oficina. Es la primera vez en España que una Diputación lidera un proyecto de instalación de cajeros, en los que se podrán realizar los pagos de tributos y otro tipo de trámites de la institución provincial.

Se trata de una iniciativa pionera que ha requerido un “esfuerzo máximo y excepcional” de los funcionarios durante una tramitación que entra en su recta final para que puedan ser licitados de forma inminente. “No hemos podido tomar ninguna referencias de otras provincias en la implantación de cajeros, hemos tenido que empezar de cero, de ahí la dificultad de los pliegos técnicos que pronto estarán terminados”, reconoce Fernando Giménez. La diputada para la Promoción Económica, Carmen Navarro, ha explicado que el proyecto está en fase de captación de los futuros participantes y reivindica que será importante para la provincia, una gran oportunidad para emprender y poner en marcha negocios en el lugar en el que residen los jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios