Almería

El alcalde tacha de “decepcionante” el resultado de la reunión de la FEMP en la que se ha acordado, sin consenso, el destino del superávit

  • Ramón Fernández-Pacheco afirma que la propuesta del Gobierno, apoyada solo por el PSOE, “en nada satisface las necesidades que tienen los ciudadanos”

Fernández-Pacheco durante la reunión telemática de la FEMP Fernández-Pacheco durante la reunión telemática de la FEMP

Fernández-Pacheco durante la reunión telemática de la FEMP

El alcalde de Almería y vocal de la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Ramón Fernández-Pacheco, ha tachado de “decepcionante” el resultado de la reunión celebrada hoy en el seno de la FEMP en la que se debatía la propuesta del Gobierno para el uso de los remanentes y del superávit de los Ayuntamientos y Diputaciones para paliar las consecuencias de la crisis del coronavirus ya que, a su juicio, “en nada satisface las necesidades que tienen los ciudadanos de nuestro país y que se pueden articular a través de los ahorros Ayuntamientos y Diputaciones han ido cosechando a lo largo de los últimos años”.

Fernández-Pacheco ha lamentado la falta de acuerdo y que el Partido Socialista se haya quedado solo respaldando esa propuesta, precisando del voto de calidad del presidente, representante del PSOE, Abel Caballero, para poder salir adelante, en lo que considera una decisión “histórica” en contra de los intereses del municipalismo.

Los alcaldes y presidentes de Diputación del Partido Popular han votado esta mañana, en la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en contra del acuerdo propuesto por el Ministerio de Hacienda en relación a los ahorros municipales, al igual que los representantes de Ciudadanos, Junts per Cat y la abstención de IU-Podemos. Sólo el voto de calidad del presidente Abel Caballero ha logrado sacar adelante un acuerdo que da vía libre al robo por el Ejecutivo de Sánchez de los ahorros municipales y que margina a los Ayuntamientos que no cuentan con remanentes.

Para los populares, este acuerdo, aunque presenta algunos avances, sigue siendo, en palabras del vicepresidente de la FEMP y alcalde de Estepona, José María García Urbano, “decepcionante e insatisfactorio y por ello merece nuestro rechazo y desaprobación”. Y ha añadido, que la prueba de que se trata de un mal acuerdo, es que “todos los grupos políticos han optado por rechazarlo, votando en contra o absteniéndose y aislando al PSOE en su decisión de seguir adelante con este expolio a los Ayuntamientos y Diputaciones”.

Por su parte, el portavoz del PP en la FEMP, el alcalde de Zaragoza, asevera que lo ocurrido en el día de hoy “es un despropósito histórico” ya que “el PSOE ha aprobado en solitario un acuerdo del Gobierno de Sánchez que de un plumazo ha creado en España Ayuntamientos de primera y de segunda”. Sentencia, por tanto, que “es intolerable y vamos a seguir peleándolo para que en la tramitación parlamentaria del decreto se acabe con esta situación”.

Por su parte, el vicesecretario de Política Territorial, Antonio González Terol, ha corroborado que “con el voto de calidad del Presidente de la FEMP, Abel Caballero sale adelante el robo de los ahorros de Ayuntamientos y Diputaciones”. En su opinión, Abel Caballero ejerciendo esta potestad “ha dinamitado el consenso histórico del municipalismo”, una cuestión que ha calificado de “vergonzosa”.

El rechazo se produce por distintas cuestiones todas ellas de extraordinaria importancia, tal y como se ha puesto encima de la mesa en la Junta de Gobierno de la FEMP. De un lado, los populares han constatado que “el Ejecutivo de Pedro Sánchez deja en la estacada a los ciudadanos de todos aquellos Ayuntamientos que no tienen remanentes y, por otro, que “margina al entorno rural y no plantea posibilidad alguna de invertir los remanentes municipales en medidas de fomento y recuperación del empleo”, han indicado tanto García Urbano como Jorge Azcón.

En este sentido, Azcón ha manifestado que “el documento debe mejorarse ya que muchos Ayuntamientos se quedan fuera y no recibirán un solo euro de los 5.000 MM€ que aportará el Gobierno”. Y concluye indicando que en la negociación de esta propuesta “ha habido un error de base ya que se ha puesto una cuestión contable por encima de las necesidades de los ciudadanos que se están enfrentando a una crisis económica sin precedentes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios