Almería

La Guardia Civil rescata a siete personas atrapadas en el interior de un edificio en llamas

  • Los hechos ocurrieron en la Avenida Carlos Tercero de Roquetas de Mar a primera hora de la mañana del pasado domingo

  • Los agentes y las personas auxiliadas, entre ellos dos menores de edad y una persona con movilidad reducida, tuvieron que ser atendidos por los servicios sanitarios por inhalación de humo

Agentes de la Guardia Civil y Bomberos en la calle donde ocurrieron los hechos Agentes de la Guardia Civil y Bomberos en la calle donde ocurrieron los hechos

Agentes de la Guardia Civil y Bomberos en la calle donde ocurrieron los hechos / Comandancia (Almería)

La Guardia Civil ha rescatado a siete personas, entre ellas dos niños de 7 y 11 años, del interior de un edificio en llamas en Roquetas de Mar.

La actuación se registró a las 08:30 horas día 13, cuando los operadores de la Central Operativa de Servicios (COS-062) emitieron un aviso a las patrullas en servicio sobre la existencia de un incendio en un edificio de viviendas en la Avenida Carlos III de la localidad.

Desplazados urgentemente al lugar, la Guardia Civil observó una gran columna de humo y llamas salir de las ventanas, comprobando como el incendio tenía su origen en la primera planta del bloque de viviendas.

Las llamas se iniciaron en el primer piso y la gran columna de humo inundó por completo el edificio, lo que complicó las labores de rescate

En un primer momento, los agentes aseguraron la zona creando un perímetro de seguridad con rapidez para evitar daños entre las personas que se agolpaban junto al edificio, momento en el que observaron como en el interior del bloque había una persona intentando apagar el incendio con un extintor aunque le resultaba imposible dada la magnitud del mismo.

Dado que el interior del bloque se hacía imposible respirar, los agentes evacuaron a esta persona y comprobaron como en los pisos superiores se habían quedado atrapados varios inquilinos, desconociendo en ese momento el número exacto.

Ante esta situación, y a pesar del riesgo que suponía para su propia integridad física, los agentes decidieron acceder al edificio y auxiliar a estas personas, siendo un total de siete, dos de ellas menores de edad y una tercera con movilidad reducida.

En un primer momento, y ante la imposibilidad de evacuar a estas personas por la escalera debido a la gran cantidad de humo, los agentes subieron con los rescatados hasta la azotea del edificio para poder respirar y tranquilizarlos.

Una vez arriba, los agentes escucharon el desprendimiento de partes del inmueble, por lo que estudian las posibles vías de evacuación, adentrándose en las escaleras aun siendo peligroso dada la cantidad de humo existente.

Dada la situación, se consideró más factible la evacuación de estas personas por la escalera de manera rápida que permanecer en lo alto del bloque de viviendas, por lo que los agentes cogieron en peso a los dos menores de edad, así como a la persona con movilidad reducida y emprendieron la bajada seguidos por el resto de personas, logrando finalmente la evacuación.

Una vez en el exterior, tanto las personas auxiliadas como los dos agentes de la Guardia Civil fueron atendidos por los servicios médicos debido al humo inhalado durante la evacuación, no resultando ninguna persona herida gracias a la actuación de los agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios