Almería

El Hospital genera 27,3 toneladas menos de residuos peligrosos

  • Desde 2010 su sistema de gestión ha logrado avances como reciclar el 99% de la basura

El Hospital de Poniente tiene implantado un modelo de gestión de residuos fundamentado en la mayor sensibilización de las unidades asistenciales que, apoyado por equipos, software específico y herramienta de seguimiento, ha logrado reducir en los últimos tres años 27,3 toneladas la producción anual de residuos peligrosos, 3,2 toneladas en 2013 y en un 13 % el indicador que relaciona la generación de residuos peligrosos con la actividad asistencial del centro. También se ha visto reducida en el último año la generación de residuos urbanos en un 1,6 % y mejorada la recogida selectiva de residuos objeto de valorización (cartón, envases, vidrio, etc.) en un 30%, obteniendo de este modo en 2013 una Tasa de Reciclaje de residuos urbanos del 9%, valor muy por encima de otros centros de similares características.

Desde 2010 el centro sanitario ha manifestado un firme compromiso con la sostenibilidad a través del desarrollo e implantación de su Sistema de Gestión Ambiental, que sigue la norma UNE-EN-ISO 14001:2004. Su trabajo y esfuerzo se han visto recompensados con la superación de dos auditorías externas de certificación y recertificación, ambas realizadas por la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor), y cuatro auditorías internas de seguimiento realizadas por la Coordinación Regional de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud.

La última se llevó a cabo los pasados 4 y 5 de Febrero, y su resultado ha evidenciado que la implantación del Sistema de Gestión Ambiental del Hospital de Poniente está muy consolidada y que el grado de madurez del mismo es muy alto, recompensando el esfuerzo realizado por todos sus trabajadores, informan desde el centro hospitalario.

Igualmente, en 2011 el Hospital de Poniente inició el desarrollo e implantación de un Sistema de Gestión de la Energía (SGE) de forma paralela y potenciando los procesos transversales de ambos sistemas. Para que sus iniciativas llegaran a buen puerto, la política del Hospital ha tenido muy en cuenta la integración de iniciativas en materia de gestión ambiental y de eficiencia energética de cara a su día a día.

Los mayores esfuerzos se han centrado en la disminución de residuos, en el de consumos que generan agotamiento de recursos naturales, intensificando en aquellos no renovables y que contribuyen directa o indirectamente a la contaminación atmosférica, generación de CO2 y efecto invernadero.

Asimismo, como gran consumidor de energía y agua, continúa el desarrollo y potenciación de su modelo de gestión energética que aúna y cohesiona tres componentes claves para el éxito: el cambio de comportamiento y organizativo, el aprovechamiento de los recursos tecnológicos existentes y la introducción de medidas de innovación tecnología.

Las medidas implantadas en estos años se han focalizado en modelos de optimización del uso de las instalaciones y equipos con consumo significativos de energía como equipos de iluminación, climatización, ventilación, bombeo, plantas enfriadoras, o calderas, y durante el pasado año se han introducido medidas de innovación tecnología como la introducción de lámparas de iluminación LED de máxima eficiencia, sensores de presencia, células fotoeléctricas, un sistema de control y supervisión avanzado de la planta enfriadora, contadores de energía entálpicos para la tuberías de distribución de agua climatización, calefacción y agua caliente sanitaria.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios