Almería

IU propone un plan para no generar residuos y reducir las inversiones en basureros

  • La iniciativa apuesta por centralizar en los pueblos el reciclaje para ahorrar en el transporte · Lo evaluarán los técnicos

Tras la aprobación esta semana por parte de la Diputación Provincial y 58 municipios de un nuevo vaso de residuos para la planta de reciclaje y compostaje de Gádor con una inversión de 1,5 millones, Izquierda Unida ha presentado una moción que busca dar solución al problema de la falta de espacio para acumularlos desde otra perspectiva diametralmente opuesta: no generándolos.

El diputado de IU, Juan Pablo Yakubiuk, explica que "tenemos que trabajar en sintonía a como lo hacen ya en toda Europa y no es otra que concienciar a la ciudadanía y poner en práctica medidas que disminuyan la generación de residuos". Una fórmula que a la larga supone un considerable ahorro económico al no tener que destinar nuevos fondos para la construcción de más plantas de reciclaje y su consiguiente mantenimiento, "algo que es muy costoso y que en el caso de Gádor, la inversión tiene una vida útil de dos o tres años", añade.

Yakubiuk pide, de esta manera, la redacción de un Programa Provincial de Prevención de Residuos "que se integraría con las estipulaciones del nuevo Plan Director Provincial de gestión de Residuos Sólidos Urbanos, que está en redacción, formando un sólo documento con él, además de al actual Plan Director Territorial de Gestión de Residuos Urbanos de Andalucía".

En dicha propuesta, el diputado de IU no entra en medidas concretas "para que sean los propios técnicos de la Diputación los que valoren y estipulen cuáles podrían ser las actuaciones a tener en cuenta" pero sí ha ejemplificado varias opciones "que son totalmente viables como la adquisición de una máquina trituradora de residuos para un municipio de cabecera como puede ser Alhama de Almería dentro de la comarca del Medio Andarax y que todos los pueblos limítrofes lleven allí sus residuos reduciendo drásticamente el coste del transporte". Una medida que "deben evaluar los técnicos para cuantificar su coste económico y su viabilidad", explica.

Según especifica Yakubiuk en el documento, esta medidas van encaminadas a lograr la reducción del peso de los residuos producidos en 2020 en un 10% respecto a los generados en el año 2010. "La finalidad de dichos objetivos y medidas será romper el vínculo entre el crecimiento económico y los impactos sobre la salud humana y el medio ambiente asociados a la generación de residuos", señala en el escrito.

Yakubiuk añade que este tipo de medidas, que van encaminadas a la reducción de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) también podrían aplicarse a la larga a los agrícolas y a los de la construcción.

La propuesta pasará ahora la Comisión Informativa que tendrá lugar esta próxima semana y será ahí cuando el equipo de gobierno de Gabriel Amat decida si se lleva a pleno o no para su aprobación y puesta en marcha.

"Antes de lanzarnos a poner en marcha inversiones millonarias, tenemos que pararnos un momento y ver como se puede reducir la generación de residuos", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios