Coronavirus en Almería

Investigadores de la UAL revelan que la covid-19 empeora la calidad de vida profesional de los sanitarios

  • Un estudio realizado junto a profesionales de la Universidad de Huelva y el Sistema Sanitario Público de Andalucía ha revelado esta causa

Universidad de Almería. Universidad de Almería.

Universidad de Almería. / D. A.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Huelva (UHU), la Universidad de Almería (UAL) y el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) ha revelado el empeoramiento de la calidad de vida profesional del personal sanitario a causa de la crisis provocada por la covid-19.

Los investigadores han demostrado que estos trabajadores tuvieron niveles altos de "Fatiga por Compasión y Burnout" durante las semanas más duras de la pandemia, ha informado la Universidad de Huelva en un comunicado.

Estos efectos se notaron especialmente entre aquellos que estuvieron en la primera línea, cuidando a los pacientes de coronavirus, puesto que en ellos se percibió también un mayor estrés.

El objetivo de esta investigación ha sido analizar la calidad de vida profesional y el estrés percibido en los profesionales sanitarios ante la crisis de Covid-19 en España.

En concreto, los autores de este trabajo señalan que "la pandemia de Covid-19 ha puesto a los profesionales sanitarios en una situación excepcional, ya que deben prestar atención sanitaria tomando decisiones de gran calado ético y moral, gestionando recursos especialmente limitados y exponiéndose a un alto nivel de sufrimiento en las personas a las que atienden".

Una serie de condicionantes que provocan que los profesionales de la salud tengan un alto riesgo de desarrollar una salud mental desfavorable, de ahí la importancia de conocer cuál es la situación de este sector a este nivel.

Otra cuestión significativa es la diversidad de efectos encontrados entre los diferentes grupos profesionales, puesto que los médicos presentaban niveles más altos de Fatiga por Compasión y Burnout, mientras que los enfermeros tenían puntuaciones más bajas en estas dimensiones y puntuaban más alto en la "Satisfacción por compasión", a pesar de trabajar en situaciones igualmente difíciles.

Una apreciación que, "si bien puede parecer contrario a la intuición, es coherente con los estudios que señalan que los individuos pueden sentirse bien cuando trabajan duro y ven cómo otros se benefician de sus propios esfuerzo".

A ese nivel de satisfacción también han podido contribuir, según este estudio, las expresiones generalizadas de reconocimiento por parte de la sociedad hacia los profesionales de la salud en general, y de los enfermeros en particular, cosa que no ocurría antes de la pandemia.

Del mismo modo, la situación de incertidumbre vivida, los recursos limitados y la difícil tarea de tomar decisiones de gran responsabilidad para las personas enfermas y la de informar de malas noticias a sus familias, puede dar lugar a que algunos médicos hayan experimentado lo que se denomina "moral injury" (o lesiones morales) y problemas de salud mental, presentado, por ello, niveles tan elevados de Fatiga por Compasión y Burnout.

Por este motivo, los investigadores concluyen que "esta situación requiere que se apliquen intervenciones que ayuden a prevenir estos problemas en los profesionales a largo plazo; es importante que dichas intervenciones no estén centradas en el ámbito personal, sino incorporar decididamente la responsabilidad de las instituciones en este sentido".

Estos datos han sido obtenidos a través de un estudio multicéntrico con una muestra de 506 profesionales sanitarios (médicos y enfermeros) que ejercían su función en el sistema sanitario público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios