Almería

Junta y Obispado se enfrentan por la asignatura de Religión

  • El delegado episcopal, José Pérez Escobar, afirma que se ha obligado a varios alumnos del IES Las Marinas a cursar otra asignatura · Educación lo desmiente

Comentarios 1

El delegado provincial de Educación, Francisco Maldonado, ha negado las acusaciones realizadas por el delegado episcopal para la enseñanza católica en la provincia, José Pérez Escobar, quien ha afirmado que en el IES Las Marinas de Roquetas de Mar "varios de los escolares han sido obligados a darse de baja en la asignatura de religión católica para matricularse en lo que los responsables del instituto consideran una alternativa, Historia y Cultura de las religiones".

Maldonado asegura que "no es verdad. El IES tiene un número de solicitudes determinando qué opción quieren. Los mismos alumnos han elegido esa materia y hay unas solicitudes firmadas, no tengo por qué poner en duda la elección de los alumnos que han marcado con una casilla en un impreso".

El representante del gobierno andaluz asegura que se puso en contacto con el centro al conocer esta denuncia y ha comprobado las solicitudes de los alumnos tomando la elección de religión católica o no, "por lo que se trata de una opinión de este señor. No es cierto lo que dice, y no merece más comentarios, pero sí me ha indignado que se ponga en duda la preparación del profesorado".

Según el delegado episcopal, la profesora de la asignatura se encontró el primer día de curso con un número excesivamente alto de alumnos para su clase, por lo que informó a la jefa de estudios de lo sucedido. La cifra de matriculados en dicha asignatura superaba los 32, número máximo permitido por aula, lo que obligaba al centro a repartir a los 41 alumnos en dos clases. Esta ampliación llevaría consigo una "modificación en el calendario escolar y una serie de inconvenientes por los que el centro no estaba dispuesto a atravesar, tratándose de la asignatura de religión católica, pero que sí, si se hubiese tratado de otra de mayor importancia", como lengua o matemáticas, explica José Pérez Escobar.

El delegado Episcopal explicó cómo la jefa de estudios del centro citó a 14 de los alumnos matriculados y les obligó a darse de baja en la asignatura de religión católica, pasando a formar parte de la clase de Historia y Cultura de las religiones. "Es una alternativa fantasma a nuestra asignatura, ya que no existen profesores formados para impartirla, ni un temario establecido", asegura José Pérez Escobar. Concretamente esta aseveración sobre la falta de formación del profesorado es lo que más ha indignado a Francisco Maldonado, quien ha afirmado que "lo que más me ha enfadado es que pongan en duda la preparación de los profesores. Le exijo a este señor un respeto al profesorado de Almería, que tiene una estupenda formación, no se puede poner en tela de juicio su labor".

Asimismo, el delegado Episcopal asegura que muy probablemente esta situación se esté dando en otros centros de la provincia, aunque por el momento ningún otro profesor de religión católica lo ha denunciado.

Desde la Delegación Episcopal consideran que se están violando los principios fundamentales de los alumnos y denuncian lo que consideran una clara intención de acabar con la asignatura de religión, primero reduciendo el número de horas y ahora limitando el número de alumnos.

Este motivo ha llevado a la Delegación Episcopal de Enseñanza Católica a dejar el asunto en manos de un grupo de abogados que se encargarán de estudiar el caso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios