Coronavirus Almería La Junta de Personal Docente exige más medios de protección en colegios e institutos

  • Denuncian incumplimientos en la distancia de seguridad, aglomeraciones de personas en lugares cerrados y ventilación de las aulas, entre otros riesgos para los trabajadores y alumnos

La Junta de Personal Docente exige más medios de protección en colegios e institutos La Junta de Personal Docente exige más medios de protección en colegios e institutos

La Junta de Personal Docente exige más medios de protección en colegios e institutos / Javier Alonso

La Junta de Personal Docente no Universitario, como órgano de representación de los docentes de la provincia de Almería, solicita que todo el profesorado tenga las medidas de protección adecuadas para poder realizar su trabajo sin riesgo de contagio. En esta línea, el colectivo denuncia que, en primer lugar, tal y como se encuentran los centros educativos, no se garantizan las recomendaciones de la Consejería de Salud. En concreto, la Junta de Personal apunta a dichos incumplimientos en el mantenimiento de la distancia de seguridad, la aglomeración de personas en un lugar cerrado, la ventilación de las aulas y también los contactos interpersonales. A este respecto, los y las docentes exigen que, dado que tienen la obligación de asistir a todas las horas a su puesto de trabajo, la Administración provea al colectivo de los equipos de protección adecuados, tal y como estipula la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

En este sentido, es especialmente preocupante, a juicio de la Junta de Personal, la situación de los docentes considerados como personal vulnerable, con patologías de riesgo, ya que no se está haciendo una adaptación al puesto de trabajo. Por otro lado, tampoco están recibiendo la dotación de equipos de protección individual que garanticen que su salud no se pone en riesgo al realizar su trabajo. Desde la Junta de Personal Docente pedimos equipos de protección adecuados que incluyan mascarillas FFP2 para todo el profesorado, que garantice una adecuada seguridad y, en aquellos casos que lo necesiten, exigimos una adaptación apropiada al puesto de trabajo.

Asimismo, los centros educativos deben ser dotados de, al menos, un coordinador COVID, independientemente del número de unidades del centro. En centros con menos de diez unidades, son los equipos directivos quienes están asumiendo las horas de coordinación, sobrecargando aún más sus funciones. A su vez, son los presupuestos de los centros educativos quienes están asumiendo la compra de contenedores para reciclaje de material COVID y de EPIs suficientes para todo el personal, ante la falta de asignación por parte de la administración educativa. Es necesaria y urgente una mayor aportación presupuestaria de los centros para hacer frente a la crisis.

En otro orden de cosas, a estas alturas de curso, las distancias de seguridad no se respetan en la gran mayoría de las aulas, entradas, salidas y pasillos, por falta de espacio. Las aglomeraciones son la tónica general y ponen en riesgo a toda la comunidad educativa. Por último, la Junta de Personal denuncia que las instalaciones de los aseos son insuficientes y deficientes para garantizar el uso de los mismos por todo el alumnado y profesorado. Los centros educativos almerienses llevan demandado a la Administración la reforma de dichas instalaciones desde hace años, sin obtener respuesta. A todo esto, hay que sumar que todavía hay centros con carencia del personal de limpieza en horario escolar para garantizar la desinfección correcta.

Para concluir, recordamos que Educación Infantil está siendo la gran olvidada: sin mascarillas, sin distancias y sin personal de refuerzo que atienda las nuevas necesidades. La legislación vigente dictamina que el ejercicio del puesto de trabajo no puede redundar en el desarrollo de enfermedades por parte de la persona trabajadora. La masificación de muchos centros, ocupados por encima de las plazas previstas en su construcción original, genera situaciones de hacinamiento, utilización como aulas de espacios inapropiados o elevadas ratios. Estas circunstancias, de no remediarse, ocasionan que se ponga en riesgo al profesorado, personal de los centros, alumnado en general y, por extensión, a sus familias, propiciando una expansión del virus sin precedentes.

Por todo ello, la Junta de Personal solicita a la administración que estén a la altura de las circunstancias con la facilitación de las horas de docencia telemática que puedan hacerse desde casa, y no de forma presencial en los centros, como absurdamente se están haciendo. En este sentido nos encontramos que, en la gran mayoría de los centros educativos almerienses, el material informático está desfasado, imposibilitando en muchos casos la educación sincrónica, puesto que las pizarras digitales no se cambian ni se reparan y ni si quiera hay medios adecuados, o la educación telemática porque los ordenadores están obsoletos y escasean. Para terminar, el profesorado no percibe que esté habiendo una desburocratización tal y como marcan las normas, ya que se está sufriendo una mayor carga de trabajo administrativo, lo que redunda en una bajada de la calidad de la enseñanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios