Coronavirus en Almería La Junta ordena el cierre de la actividad no esencial en Pulpí desde el miércoles

  • Abla y Gérgal dejarán de tener restricciones mientras que Canjáyar, Huécija e Íllar se suman al cierre perimetral

  • Serón podrá reabrir bares y comercios

Una de las avenidas principales de Pulpí. Una de las avenidas principales de Pulpí.

Una de las avenidas principales de Pulpí. / Diario de Almería

El Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Almería se ha vuelto a reunir este lunes 8 de febrero, por vía telemática, presidido por el delegado territorial de Salud y Familias, Juan de la Cruz Belmonte Mena, para analizar los datos epidemiológicos de incidencia de la COVID-19 en la provincia.

Los expertos han dictado el cierre de toda la actividad no esencial en Pulpí a partir del próximo miércoles 10 de febrero ya que el municipio levantino ha sobrepasado la tasa de incidencia de 1.000 casos por cada 100.000 personas. En concreto, ahora mismo la tasa es de 1042,7, habiéndose diagnosticado 108 casos en las últimas dos semanas, de ellos 47 en los últimos siete días.

Pulpí llevaba desde el 20 de enero con una tasa superior a 500 y, por tanto, con cierre perimetral, pero es la primera vez que supera la barrera de la tasa 1.000.

Así, Pulpí se une a la lista de 45 municipios almerienses con cierre de actividad no esencial (hostelería y comercios). Puede consultar el listado completo más abajo.

Canjáyar, Huécija e Íllar entran en cierre perimetral

Por otro lado, el Comité Territorial también ha incluido a tres nuevos municipios entre los que sobrepasan la tasa de incidencia de 500 casos por cada 100.000 personas y por tanto tendrán cierre perimetral desde el miércoles, es decir, nadie podrá entrar ni salir del pueblo sin una causa justificada. Para Canjáyar e Íllar significa dar un nuevo paso atrás después de que quedasen libres de restricciones hace apenas una semana.

Canjáyar tiene actualmente una tasa de incidencia de 504,6 al detectarse 6 casos positivos en 14 días, 3 de ellos en la ultima semana. Este municipio ya tuvo cierre perimetral durante 14 días, desde el 20 de enero, quedando libre de restricciones el pasado día 3 de febrero. Solo le ha durado una semana.

El caso de Huécija es similar. Este pequeño pueblo de 486 habitantes tiene ahora una tasa de incidencia de 617,3 casos por cada 100.000 personas, a pesar de que solo ha habido 3 casos positivos en dos semanas. También es la segunda vez que cae en el cierre perimetral, pues ya lo sufrió del 17 de enero al 1 de febrero.

Por su parte, Íllar es la primera vez que tendrá que cerrar sus fronteras. Se han diagnosticado  3 casos positivos en dos semanas (2 en los últimos 7 días) por lo que su tasa de incidencia se ha disparado a los 740,7 casos por cada 100.000 personas.

Serón podrá reabrir sus comercios

Todas las medidas tienen una duración mínima de 14 días, por lo que cuando se cumple dicho plazo el Comité Territorial revisa su situación. En el caso de Serón, donde tuvieron que cerrar los comercios el 27 de enero, ya ha bajado la tasa de incidencia hasta los 639,4, por lo que este miércoles podrá reabrir la actividad no esencial, pero se mantiene el cierre perimetral 14 días más.

Abla y Gérgal, libres de restricciones

Finalmente, los expertos de Salud han decidido que Abla y Gérgal queden libres de cualquier restricción particular, más allá de las que son comunes para todos los andaluces. En ambos casos se han cumplido 14 días desde que se dictó el cierre de bares y comercios y se ha logrado reducir la tasa de incidencia por debajo de los 500 casos por cada 100.000 personas. En Abla ahora mismo es de 320,5 y en Gérgal de 185,2.

Todas estas medidas entrarán en vigor el miércoles 10 de febrero tras publicarse este martes en e Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios