Almería

La Junta restringe el uso de vehículos a motor y piraguas en playas de Cabo de Gata

  • El número de artefactos flotantes como piraguas, kayaks y otros similares sin motor, que quedará limitado a un máximo de cinco

La Junta restringe el uso de vehículos a motor y piraguas en playas de Cabo de Gata La Junta restringe el uso de vehículos a motor y piraguas en playas de Cabo de Gata

La Junta restringe el uso de vehículos a motor y piraguas en playas de Cabo de Gata

La Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Almería va a restringir el acceso sin autorización de vehículos a motor a las playas naturales entre la playa de los Genoveses y Cala Carbón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) así como el número de artefactos flotantes como piraguas, kayaks y otros similares sin motor, que quedará limitado a un máximo de cinco por agrupamiento sin necesidad de autorización expresa, entre el 15 de junio y el 16 de septiembre.

Según la resolución publicada en BOJA y consultada por Europa Press, la actividad llevada a cabo por la agrupación de un mayor número de artefactos requerirá autorización expresa de la Delegación, de forma que en la misma se establecerán las condiciones que "garanticen la preservación del ecosistema litoral y el uso del dominio público marítimo-terrestre", si bien se excluyen aquellas acciones encaminadas a la "preservación de la vida humana en el mar".

Se trata del segundo año consecutivo en el que la Junta limita la proliferación de kayaks y otras embarcaciones no motorizadas de recreo en las aguas del parque tras haber constatado "el aumento de la actividad recreativa realizada por grupos" no sujetos a una regulación específica, que producen "aglomeraciones en áreas especialmente sensibles y que suponen un riesgo para la conservación de las especies marinas propias del área intermareal".

La Junta señala además que la realización masiva de este tipo de actividad conlleva "una degradación de los valores estéticos y paisajísticos propios de estas áreas" al tiempo que "llegan a interferir con otras actividades de uso público que puedan llevarse a cabo en dichas zonas".

Desde el Gobierno andaluz se recuerda que las playas naturales situadas a poniente de la barriada de San José y comprendidas entre la de Genoveses y Cala Carbón constituyen un espacio natural de elevado valor ecológico, geológico y paisajístico, considerado como uno de los enclaves más privilegiados de la franja litoral mediterránea.

Así, como en años anteriores, la Junta apunta que el aumento de tráfico rodado a dichas playas a través del camino que une la barriada de San José con el aparcamiento de Cala Carbón durante el periodo estival supone un factor de degradación de sus valores al tiempo que deriva en "graves problemas de colapsos" en las vías de acceso, lo que impide garantizar tanto las condiciones mínimas de seguridad en caso de incendio forestal o cualquier situación de emergencia que pueda generarse, como la cobertura de servicios básicos sanitarios y de salubridad.

Desde el Gobierno andaluz se asegura que la regulación de acceso "respeta el derecho de propietarios y residentes, evita el tráfico y estacionamiento de vehículos de manera incontrolada" mientras que el control de la actividad recreativa en el mar "no vulnera las disposiciones relativas a la navegación marítima ni al libre uso y disfrute del Dominio Público Marítimo Terrestre, sino que evita la presencia masiva no ordenada de estos elementos" y "se minimizan los riesgos ambientales e interferencias con otras actividades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios