Almería

Vox y De la Blanca dejan sin unanimidad el Manifiesto contra la Violencia de Género de Almería

  • La concejal de Familia lamenta la abstención de los dos ediles frente al texto acordado en Consejo de la Mujer

La concejal de Familia, Paola Laynez, en el Pleno telemático del Ayuntamiento de Almería La concejal de Familia, Paola Laynez, en el Pleno telemático del Ayuntamiento de Almería

La concejal de Familia, Paola Laynez, en el Pleno telemático del Ayuntamiento de Almería

En lo que va de año, 37 mujeres y 3 niños han sido asesinados a manos de su parejas o exparejas, dejando además un total de 17 menores huérfanos. En Almería, han sido siete mujeres y dos niños los llorados. Son las cifras negras de la violencia de género contra las que este año, por primera vez, el Ayuntamiento pretendía hacer lectura de un manifiesto, de manera institucional y de forma unánime, con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, que se conmemora el próximo 25 de noviembre. Sin embargo, el texto redactado por los miembros del Consejo Local de la Mujer, no ha gozado de esa unanimidad. El portavoz de Vox y el concejal no adscrito, Juan Francisco Rojas y Joaquín Pérez de la Blanca, se han abstenido.

Ambos representantes municipales no han querido dar su voto a favor al interpretar que el manifiesto respalda de alguna manera la Ley de Violencia de Género que, en su opinión, suprime la presunción de inocencia del hombre y tampoco le defiende en el caso de que sea la figura maltratada.

El resto de grupos políticos han lamentado que los dos concejales no sumaran su voto a favor, especialmente la concejal de Familia, Paola Laynez que, al igual que las portavoces del PSOE y Podemos, ha felicitado al Consejo de la Mujer por sacar adelante un texto redactado en Almería al que el alcalde dio lectura en el Salón Noble y que recoge la realidad más actual, tanto por la pandemia como por las nuevas formas de violencia relacionadas con Internet y las redes sociales.

El manifiesto recoge la necesidad de instar a los gobiernos, como se apela desde Naciones Unidas, a que hagan de la prevención y la gestión de la violencia durante la pandemia.  La actual crisis sanitaria ocasionada está marcando a´aun más las desigualdades que ya existían, y como no, también en materia de género”, recoge el texto de este Manifiesto.

Mujeres atrapadas 

El confinamiento para evitar la propagación de la COVID-19 “ha atrapado a muchas mujeres en el hogar con sus maltratadores, creando un nuevo escenario que dificulta y agrava aún más la situación de las mujeres que sufren violencia de género; las limitaciones a la libertad de movimiento, la continua convivencia con el maltratador, el aislamiento social agravado...añaden obstáculos a la víctima, haciéndola aún más vulnerable, con especial incidencia a las mujeres con discapacidad”, denuncia.

Por ello se insiste en “visibilizar la situación de especial vulnerabilidad de las víctimas de violencia de género”, al tiempo que se reclama “más líneas de atención, financiación específica, planes de igualdad y planes de sensibilización y prevención de la violencia de género”, además de potenciar otras líneas de actuación como “la atención psicológica, social y jurídica”.

Reclamando mayor implicación “de las administraciones públicas, organizaciones económicas, sociales, empresariales, sindicales, medios de comunicación y comunidad educativa”, el Manifiesto invita a las sociedad almeriense, en conjunto, a ser “parte activa en la lucha contra la violencia sobre las mujeres, compartiendo información, alertando de los hechos y peligros relacionados con esta lacra, denunciando y fomentando iniciativa positivas en materia de igualdad”.

El Manifiesto del Consejo Local de la Mujer, en cuya elaboración han participado los grupos políticos municipales PP, PSOE, Ciudadanos y el concejal del grupo de no adscritos, técnicos del Área de Igualdad, representantes del Instituto Andaluz de la Mujer, de los sindicatos UGT y CCOO, además de miembros de Asempal, Mujeres Juristas, Asociación de Mujeres Empresarias (Almur), Asociación de Amas de Casa y AIMUR, viene a reconocer además como la violencia contra las mujeres ha adquirido diversas formas según diferentes escenarios, señalando delitos como el abuso, el acoso o la violencia su equivalente en internet.

“El ciberbullying, ciberacoso, sexting, grooming, utiliza las redes sociales como medio de agresión y maltrato a las mujeres, con el agravante de una difusión que no conoce límite, incrementando el daño en la imagen de la mujer”, se alerta en el documento, subrayando como estos problemas “pueden ser especialmente graves en la adolescencia y primeros años de la juventud”, reclamando en este sentido “incidir en la educación en igualdad y valores, desde muy temprana edad, como método preventivo de conductas violentas y machistas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios