DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Estado de Alarma

Mascarillas para El Acebuche

  • Vícar dona 800 unidades para los internos del centro penitenciario

  • Una psicóloga ofrece un decálogo para hacer más llevadero el confinamiento

Mascarillas para El Acebuche Mascarillas para El Acebuche

Mascarillas para El Acebuche / D.A. (Almería)

El centro penitenciario El Acebuche de Almería ha recibido dos envíos con un total de 1.030 mascarillas, 800 elaboradas por vecinos de Vícar, y otras 230 facilitadas por Protección Civil de la Diputación de Almería, que, según ha indicado a este periódico el director de la prisión, Miguel Ángel de la Cruz, serán repartidas entre todos aquellos internos que soliciten una de ellas. De la Cruz ha agradecido este gesto y colaboración, gestionada por el Ayuntamiento vicario, al que hace extensiva su gratitud, y ha añadido que una vez que estén todas en las instalaciones penitenciarias, serán entregadas de forma simultánea entre los presos que las hayan pedido en los diferentes módulos de la cárcel.

Precisamente, el Ayuntamiento de Vícar inició un primer reparto de las mascarillas confeccionadas por más de un centenar de costureras del municipio, entre centros de trabajo locales que las han solicitado. En total son más de un millar las mascarillas confeccionadas aprovechando el confinamiento en sus casas por las voluntarias que se han sumado a esta iniciativa, durante esta primera semana. Además de las mascarillas de tela, en las que se han empleado unos 500 metros de tejido, y gracias a la colaboración de empresas de plástico agrícola como Macresur, Sotrafa y Politiv Europa, han comenzado la confección de batas protectoras del COVID-19.

En el caso de las de las entregadas por el servicio de Protección Civil de la Diputación de Almería, la donación ha sido posible gracias a Silvia Rueda Pérez, coordinadora de un grupo de mujeres que “voluntariamente y de manera altruista han querido ayudar en esta tragedia que sufrimos y que también querian que se les hicieran llegar a los presos el aporte de esos trabajos que siguen haciendo”.

Una de las voluntarias que han confeccionado las mascarillas donadas a la cárcel. Una de las voluntarias que han confeccionado las mascarillas donadas a la cárcel.

Una de las voluntarias que han confeccionado las mascarillas donadas a la cárcel. / D.A. (Almería)

Por otro lado, la psicóloga Luisa Pardo, ha entregado a la dirección del centro penitenciario un decálogo con recomendaciones generales para mantener la estabilidad psicológica de los internos, con motivo del mayor nivel de confinamiento que viven en estos días con motivo del estado de alarma del COVID-19, virus que no les afecta directamente porque De la Cruz ha apuntado que no se ha registrado ningún caso o síntomas de posible contagio entre los internos y funcionarios de la prisión.

Entre estos consejos, se encuentran el evitar la sobrecarga de información y bulos. ”Está bien mantenerse informado, pero tenemos que tener cuidado y elegir los medios de comunicación contrastados. Importante también es no estar todo el día conectados a la información. Es mejor tener un espacio para informarnos y después intentar desconectar de las noticias”, dice la psicóloga.

Esta experta propone también habilitar medidas especiales, teniendo en cuenta que a restricción de las visitas y de las comunicaciones sirve para reforzar la protección de las personas que viven en el centro, de sus familiares y del personal que trabaja en los centros y sus familiares. “Es una cadena de solidaridad entre todos. Se recomienda que se aumente la comunicación escrita con sus familiares y que se haga un registro en un pequeño diario de todo lo que están sintiendo estos días”, dice. Asimismo, insta a extremar la higiene, evitar el pánico y seguir las recomendaciones de las autoridades. “Es el momento de utilizar el sentido común y hacer caso a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de las autoridades del centro del Centro Penitenciario. Es importante no hacer caso de los bulos y mentiras y seguir las recomendaciones adecuadas que nos indican los que cuidan de nosotros”, incide.

Recuerda que es una “etapa temporal”, por lo que es fundamental “mantener la paciencia”y “tener una actitud positiva y poner el pensamiento en actitud temporal”. “En unas semanas todo volverá a la normalidad y se restauraran las visitas y comunicaciones”, apunta. Por ello mismo aconseja a los internos que no se encierren en sí mismos, y que estén activos y mantengan rutinas. “No debemos dejar que la apatía o la pasividad nos invada. Debemos de seguir haciendo las actividades que siempre hacemos en la medida de lo posible. Hacer diariamente una tabla de ejercicios físicos dentro de los espacios en los que podamos estar nos ayudará a sentirnos mejor física y psíquicamente”, mantiene, proponiendo por último crear nuevos hábitos y actividades porque “se pueden realizar infinitas tareas para intentar estar entretenidos y ocupados. Sería muy interesante que fueran actividades que fomentaran la solidaridad y generosidad con todo lo que está sucediendo”. “Escribir canciones, poesías, diarios, así como participar en las actividades que el centro realice de colaboración social”, finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios