Almería

Medio Ambiente decomisa 133 kilos de setas recolectadas ilegalmente en Bacares

  • La Junta intensifica los controles en las zonas de mayor producción micológica

Agentes junto a parte de las setas recoletadas ilegalmente. Agentes junto a parte de las setas recoletadas ilegalmente.

Agentes junto a parte de las setas recoletadas ilegalmente. / d.a.

Agentes de Medio Ambiente de la Junta decomisaron durante el pasado fin de semana 133 kilos de níscalos que habían sido recolectados ilegalmente en el monte público 'El Conde', en el término municipal de Bacares. La actuación fue realizada por el dispositivo especial de vigilancia y control puesto en marcha por la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para evitar la recogida incontrolada y abusiva de setas en las sierras de la Almería.

La Junta autorizó, a través de una resolución publicada en el BOJA el 19 de septiembre, la recolección de pequeñas cantidades de hongos en los terrenos forestales de la provincia de forma que en ningún caso se puede exceder de cinco kilos por persona y día y siempre que las setas sean para autoconsumo. Para controlar esta actividad micológica e informar sobre las condiciones en las que debe realizarse, la Junta cuenta con equipos de profesionales integrados por agentes de Medio Ambiente, Policía Adscrita y Seprona y distribuidos por Los Filabres, Las Estancias, Sierra Nevada y Los Vélez.

El incumplimiento de la normativa constituye una infracción administrativa que da lugar a la apertura del correspondiente expediente sancionador y al decomiso de las setas recolectadas ilegalmente. La recolección de setas al margen de las normativa vigente y sin autorización para ello está tipificada como infracción leve en la Ley de la Flora y la Fauna Silvestres y las sanciones pueden acarrear multas de hasta 601 euros.

Según se establece en la resolución que regula este tipo de actividad micológica, la recogida no puede alterar la capa superficial del suelo por lo que se prohíbe expresamente el empleo de herramientas como rastrillos, escardillas, azadas u otros utensilios que remuevan el mantillo del suelo; tampoco está permitida la recolección de setas inmaduras y está prohibido recoger setas en horario nocturno.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, ha destacado que "se han intensificado los controles habituales en las zonas en las que se está produciendo una mayor producción micológica para garantizar la persistencia y la capacidad de regeneración de las setas en estas áreas y para mantener en un estado favorable el medio ambiente en general".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios