Almería

La Mesa del Ferrocarril muestra su rechazo a la alternativa elegida para el soterramiento

  • Lamentan que las administraciones primen el plan de negocio urbanístico sobre el interés del proyecto ferroviario y reivindican el uso ferroviario de la estación en lugar de la Intermodal 

La Mesa del Ferrocarril muestra su rechazo a la alternativa elegida para el soterramiento

La Mesa del Ferrocarril muestra su rechazo a la alternativa elegida para el soterramiento

La Mesa del Ferrocarril de Almería se ha ido esta mañana al Puerto a dar una rueda de prensa, justo al lado del antiguo acceso de lo que fue en el pasado la conexión ferroviaria, para dar información respecto a su desacuerdo con la alternativa que el Consejo de Administración de la Alta Velocidad de Almería aprobó el pasado día 24 de marzo para la segunda fase de integración del ferrocarril en la ciudad. 

Desde la plataforma ciudadana lamentan que se haya dado más importancia al futuro desarrollo urbanístico de los espacios que se liberarán,que a las infraestructuras ferroviarias de la integración, lo que a su juicio da la impresión que ha primado más el plan de negocio, con las plusvalías que generarán, que el interés de un proyecto ferroviario que debería suponer un antes y un después para la capital de almeriense.

Respecto al acceso al puerto, en el anteproyecto se mencionaba un trozo de canal soterrado, mínimo pero algo y ahora nada, solo se dice que el conjunto de la actuación es compatible con el acceso al puerto. El ramal de acceso inexplicablemente se saca 300 metros antes de llegar a la Avenida de Mediterráneo. Desde la plataforma ciudadana argumentan que sí no se contempla en el futuro proyecto de la segunda fase de integración la conexión ferroviaria con el Puerto, cuyas obras tendrían que ejecutarse a la par del soterramiento que se realizará entre la Avenida del Mediterráneo y la Estación, creen que dicho acceso no se realizará nunca por la complicación de las obras a ejecutar.

En este sentido esperan que desde la Autoridad Portuaria de Almería se presione a Puertos del Estado para que se impliquen en esta obra fundamental para el futuro desarrollo de sus instalaciones. Sobre la estación, la Mesa del Ferrocarril deja muy claro que no están de acuerdo con que se quede aislada y que su opción y la de cientos de almerienses que así se posicionaron en la encuesta que activó la Mesa en noviembre pasado es que su futuro uso sea ferroviario, por lo que promoverán una campaña en apoyo a esta reivindicación ciudadana en las próximas semanas.

Denuncian que la vía de apartadero que en el anteproyecto estaba contemplada en los futuros andenes, lo que obligará a los trenes a desplazarse al zona de talleres del sector 20 para realizar maniobras, ahora se elimina, seguramente para dar mas espacio a las promociones urbanísticas que se construirán en un futuro. Lo que supondrá una reducción de la playa de vías para conectar la calle La Marina con la futura plaza Manuel Fraga.

Apuntan que los 20.000 metros cuadrados de suelo publico que ocupan los actuales talleres de Renfe, pasarán a manos privadas donde se construirán un total de siete edificios parecidos a los que actualmente se están levantando a las espaldas de la Estación. Desde la Mesa se sigue insistiendo que ese espacio liberado debería dedicarse al uso y disfrute de los ciudadanos y no a un desarrollo urbanístico insostenible. "Lo que supondrá que el entorno de la Estación quede amurallado y rodeado por 11 torres de más de 15 plantas cada una. Dejando claro que esta segunda fase de la integración no debería ser un negocio y sí una mejora sustancial de las infraestructuras ferroviarias para la ciudad".

Imagen del proyecto aprobado para la integración ferroviaria en la ciudad Imagen del proyecto aprobado para la integración ferroviaria en la ciudad

Imagen del proyecto aprobado para la integración ferroviaria en la ciudad

La plataforma almeriense valora también, respecto a la financiación, que sea sufragada por los Presupuestos Generales del Estado, como ya ocurrió en Málaga y Granada en su momento. Es más, consideran inasumible que un Ayuntamiento como el Almería que cuenta con unos presupuestos de 200 millones anuales pueda aportar una partida de 52 millones de euros. La Mesa del Ferrocarril también denuncia que no se recoge un muelle de carga de mercancías en la zona técnica, que se construirá en el polígono industrial Sector 20, y ese muelle si venía recogido anteriormente en el pliego de condiciones técnicas.

En cuanto a la reforma de la Intermodal la consideran una decisión ridícula, por apostar por una solución low cost, en vez de apostar por la construcción de una nueva estación tal y como se ha hecho en todas las capitales por donde pasa el AVE, recalcándose desde la Mesa, que ni quiera han tenido en cuenta que el destino de la capital será una estación termino. Recalcan que este tipo de obras se hacen con una visión de 100 años, porque lo no entienden tanta racanería con la provincia.

Por último, reivindican que cuando comiencen las obras seguirán exigiendo la construcción de un baipás ferroviario que permita el transito de trenes a la capital, por lo que de lo contrario la estación podría estar de 6 a 8 años sin ver pasar un tren. Llegados a este punto desde la Mesa del Ferrocarril se plantean de nuevo tomar la calle, iniciando una campaña de movilizaciones, que irán administrando conforme lo permita la pandemia. Esta plataforma entiende que ha llegado de nuevo la hora de movilizar a los ciudadanos para luchar por unos derechos ferroviarios de calidad criticando abiertamente la falta de talante del ministro de Fomento y del Consejo de Administración de la Sociedad Almería Alta Velocidad a la hora de escuchar a los ciudadanos. “Esas administraciones se posicionan en los derechos para vosotros, pero sin vosotros". 

Finalmente desde la plataforma ciudadana sacan la calculadora para hacer previsiones y no creen que se tenga proyecto antes del verano de 2021, por lo que entre la aprobación, licitación y adjudicación de las obras se iría un mínimo de otro año más (verano del 2022) y la ejecución un mínimo de cuatro años (verano de 2026). Por esa simple regla de tres, entre el tiempo empleado en la primera fase y los metros que quedan por soterrar en la segunda se iría la actuación al 2028-2029, lo cual "sería una nefasta noticia para el futuro desarrollo de Almería", que necesita urgentemente de esta infraestructura logística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios