Almería

La Mojaquera espera su turno

  • El Ayuntamiento estudió la instalación de esta cerámica, de Miguel Cantón Checa, en alguna rotonda Han pasado dos años desde el cambio del monolito de Fiñana a la autovía

Años atrás, cuando la carretera Nacional era la que unía provincias, varias cerámicas se colocaban en los límites de entrada a Almería para dar la bienvenida al turista o paisano. En 2014, Fiñana cambió el destino de su cerámica en la autovía y la de Huércal-Overa estaba pensado trasladarla pero todavía sigue fija en la carretera nacional.

En 2010, Diario de Almería contactó con la Junta de Andalucía, concretamente con su delegada de Cultura, Yolanda Callejón, para saber en qué situación se encontraba La Mojaquera huercalense a lo que respondió: "Estamos recabando información. Trabajamos en la misma línea con la de Fiñana y la de Huércal-Overa. Tienen doble valor: artístico y simbólico. Era un elemento destacado antes de que se construyeran las autovías. No se puede poner en valor el patrimonio, sin incoar el expediente técnico. Se encuentran un poco desplazadas con la construcción de las nuevas vías y no están tan visibles. Tenemos que ver las medidas de seguridad necesarias para proteger a La Mojaquera".

Cuatro años después la de Fiñana ya consiguió tener su espacio para su admiración, pero la de Huércal-Overa todavía permanece menos visible ante los visitantes. La Mojaquera de Huércal-Overa se encuentra a un lado de la carretera por la que la circulación es escasa y no se puede apreciar con detenimiento la creación de Miguel Cantón Checa.

Cuando se le preguntó en 2010 a Juan Salvador, técnico de Cultura, explicó que "es un hito de carreteras de bienvenida y en el paisaje. Antes no había carteles y esta cerámica servía para establecer los límites. En la última década se ha quedado en un segundo plano. Queremos el traslado como en la de Fiñana".

Desde la concejalía de Cultura ya se apuntó en su día que se estaba trabajando para buscarle una nueva ubicación. El edil de Cultura del Ayuntamiento de Huércal-Overa, Antonio Lázaro, ya redactó una carta para remitirla al Ministerio de Fomento solicitando los permisos para poder trasladar a la Mojaquera, que actualmente se sitúa en la antigua carretera que comunicaba con Murcia, en un punto de difícil acceso y que se aleja en pleno siglo XXI del propósito que tenía cuando en los años 60 la construyó Cantón Checa tras el encargo de la Diputación Provincial.

Un año después, el Ayuntamiento de Huércal-Overa estudió la instalación de este monolito en alguna rotonda de la localidad aunque, según informaron fuentes municipales a este periódico, no se ha concretado en qué lugar y, menos aún, en la fecha que se podría realizar este traslado. "Lo que está claro es que sí hay intención de cambiarla de ubicación para que sea más visible", añadieron las fuentes consultadas.

Pocos son los curiosos que detienen su coche para acercarse a este símbolo almeriense que siempre ha transmitido un sentimiento de llegada a la tierra para los almerienses e informativo para los turistas. El espacio donde está ubicado no es accesible para quien se quiera acercar y se aleja, de esta forma, el patrimonio a una parte importante de la población y de los visitantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios