Elladooscurodealmería

Motín en Alborán

  • Sucesos. El 8 de junio de 2005, un altercado protagonizado por treinta y ocho inmigrantes fue sofocado gracias a la eficaz actuación profesional de agentes de la Unidad de Intervención Policial

Motín en Alborán Motín en Alborán

Motín en Alborán

Han pasado diez años de este incidente. Tras estos sucesos, hubo numerosos comentarios para todos los gustos, acerca de si lo amotinados en la isla de Alboran eran realmente varias decenas de" sin papeles" desesperados o realmente había algo más. Ese algo más, según desvelaron fuentes policiales años más tarde, sería que entre ese nutrido grupo de inmigrantes amotinados, un elevado porcentaje de ellos fuesen militares marroquíes, miembros de los servicios de Inteligencia del Reino Alauita.

Los primeros agentes que tomaron tierra y se dirigieron a donde estaban los magrebíes esperándoles, salieron preocupados al comprobar el tipo de individuos tan aguerridos y decididos que eran-poco usual para pacíficos "sin papeles-,aconsejaron a los soldados que ni se les ocurriera entrar porque se trataba de elementos peligrosos. Nadie oficial, ni oficiosamente se pronunció entonces sobre este aspecto, pero ahora una década más tarde algunas de las personas involucradas en esta acción no se esconden para manifestar como ciertas este hecho hasta ahora desconocido

El motín protagonizado por treinta y ocho inmigrantes en la Isla de Alborán el 8 de junio de 2005 fue sofocado gracias a la eficaz intervención de quince agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que llegaron hasta el islote en un helicóptero, de noche y en medio de un fuerte temporal de levante. La presencia de los agentes antidisturbios se hizo necesaria cuando los soldados del destacamento se vieron obligados a subirse a uno de los tejados de las naves de alojamiento y efectuar varios disparos disuasorios al aire para contener la revuelta de los irregulares, según informaron en su día a los medios de comunicación almerienses fuentes próximas al operativo policial desplegado en la isla

El día anterior, la embarcación tipo patera y equipada con dos motores fuera borda de 125 caballos de potencia procedente de la zona de Nador, había zozobrado a causa del fuerte temporal reinante en el mar de Alboran pudiendo llegar con dificultades hasta el islote, ocupado únicamente por un destacamento de la Marina española formado por once personas.

Los soldados fueron los encargados de atender a los inmigrantes, proporcionándoles comida, mantas y primeros auxilios a los que estaban en peores condiciones ofreciéndoles su propia comida. Nada más cumplimentar el protocolo de recibimiento el jefe del destacamento de Marina informó a sus superiores sobre lo acaecido al mismo tiempo que trasladaron el aviso a la comandancia de la Guardia Civil de Almería.

Parece ser que la Guardia Civil alegó entonces que la Isla de Alborán es demarcación de la Policía Nacional por estar adscrita administrativamente a la barriada almeriense de Pescadería, como de hecho está registrada, por lo que el traslado de los inmigrantes hasta la capital no era de su competencia.

Sin embargo, fuentes del Instituto Armado rechazaron tal versión y explicaron que aquel día el temporal de viento en la bocana del puerto de Almería alcanzaba una intensidad de 'fuerza 8' y que en esas circunstancias era «completamente imposible» que pudiesen zarpar las embarcaciones con las que cuenta la Benemérita.

Ya había pasado casi un día desde la llegada de los inmigrantes a la isla de Alborán cuando éstos comenzaron a recuperarse y al mismo tiempo impacientarse por la tardana para poder ser trasladados. Las fuentes próximas al dispositivo explicaron a los medios de comunicación, que los inmigrantes, conscientes de que triplicaban en número a los soldados españoles, terminaron amotinándose con la pretensión de hacerse con las varias lanchas 'zodiac' de la Marina y a pesar del temporal hacerse a la mar y tratar de alcanzar la costa.

El destacamento militar trató de impedirlo, pero los inmigrantes avanzaron a pecho descubierto y en actitud desafiante, diciendo: "Dispárame si quieres". Los soldados retrocedieron en un primer momento, y luego tuvieron que disparar al aire -incluso cuentan que hubo también ráfagas rasantes- con lo que lograron impedir la fuga y reducirlos

Según la nota difundida por la Subdelegación del Gobierno en Almería el 9 de junio, la presencia policial fue necesaria debido al «nerviosismo» del grupo llegado en patera a la Isla de Alborán. El 'nerviosismo' del que habló la Subdelegación fue un «amotinamiento en toda regla» , hasta tal punto que, la superficie de la isla es totalmente plana y los soldados tuvieron que subirse al tejado de una de las instalaciones para hacerse fuertes y controlar la revuelta con disparos al aire, que bastaron para frenar momentáneamente el motín. El primer viaje de los efectivos policiales se realizó con vientos de más de 70 kilómetros a la hora, de noche y con únicamente dos luces en la isla como referente para el aterrizaje, lo que motivó que a pesar de estar a solo 110 kilómetros de distancia de Almería, el recorrido de ida y vuelta se completase en tres horas.

Tras el regreso de los dos helicópteros se perdió la comunicación por radio con los militares, lo que llevó a las autoridades a tomar la decisión de volver a enviar a los dos helicópteros con otros cinco agentes a la Isla de Alborán. Cuando esta segunda expedición llegó, pudo comprobar que la situación estaba completamente controlada, a pesar de lo cual se realizó un tercer viaje.

Cuando por fin la situación se normalizó- se tenía que los amotinados se hicieran con las armas de los soldados y el enfrentamiento con la Policía fuese una autentica carnicería- todos ellos fueron trasladados hasta el puerto de la capital donde se instruyeron las correspondientes diligencias de repatriación. ¿Fue todo así de simple? ¿De verdad no hubo más? ¿Fue verdad o no el rumor de los militares marroquíes infiltrados entre los amotinados? El incidente tuvo escasa repercusión en los medios informativos nacionales, y el Ministerio de Defensa dio la callada por respuesta, sin que haya existido hasta el momento información oficial solvente, motivó una pregunta al Gobierno de la diputada del PP Celia Villalobos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios