Níjar

El alcalde de Níjar critica a la SGAE por "persecución cultural"

  • El alcalde de Níjar, Antonio Jesús Rodríguez, ha remitido un escrito en el que se queja por los "impedimentos" que exige la Sociedad General de Autores.

Comentarios 3

“Desde el Ayuntamiento de Níjar hacemos un esfuerzo importante por acercar la cultura y la diversión a todos los rincones del municipio, teniendo en cuenta las dificultades económicas del momento y las limitaciones propias de toda administración pública, cumplimos con todos los criterios exigidos, pero llega un momento en que es necesario expresar las dificultades e impedimentos que nos exige la Sociedad General de Autores”.

     “Olvidándose de las circunstancias que a cada municipio nos toca sortear y de la realidad del momento, la presión y persecución que estamos sufriendo por esta Sociedad, es de todo punto insostenible y se en una fortaleza normativa e impositiva que les ha otorgado el Gobierno de la Nación como pago por los apoyos mediáticos recibidos del colectivo que dirige dicha Sociedad General”.

     “No estamos en contra de que se cobren las tarifas de la SGAE en los casos de espectáculos culturales y musicales que generan beneficios a sus productores o, cuando menos, que generen ingresos, pero no entendemos en qué concepto nos pueden exigir el pago del canon por actividades gratuitas, al aire libre, que tienen como única misión la difusión cultural y para las que el Ayuntamiento hace ya un desembolso económico importante, encaminado al enriquecimiento cultural y artístico, y también a la generación de empleo y movimiento económico entorno a un sector que lo necesita indudablemente”.

     “Se nos exige el pago de los derechos de autor hasta de los conciertos de nuestra Banda de Música, una agrupación formada por 100 músicos aficionados que ofrecen un concierto sin cobrar, en el que el Ayuntamiento corre con los gastos de producción y puesta en escena sin recibir nada a cambio. Todos los hacemos por nuestro afán de contribuir al enriquecimiento cultural y espiritual de nuestros vecinos, salvo la SGAE que nos exigen un canon por llevar a cabo este concierto“

    “A los Ayuntamientos se nos trata de de delincuentes, exigiéndonos certificaciones de aforo y de cachés, hojas de taquilla, y lo último: escarban en nuestra página web en busca de actividades para amenazarnos con denuncias si no las declaramos a esa organización”.

“Mientras las orquestas se quejan públicamente del descenso de las contrataciones y de las dificultades que tienen los Ayuntamientos para poder pagarles, mientras que los artistas bajan sus cachés porque no ha quien haga contrataciones, mientras las empresas de servicios y auxiliares del sector cierran las puertas porque no pueden seguir, tenemos unos  inspectores de la Sociedad General de Autores contabilizando las veces que en una verbena popular suena Paquito el Chocolatero o La Morena de mi Copla, para así exigir cantidades exorbitantes a los Ayuntamientos”.

     “La última persecución que estamos viviendo tiene que ver con el cine del verano, en un municipio que no cuenta con ninguna sala comercial de cine y que, en verano, el Ayuntamiento se preocupa por fomentar la afición llevando a las plazas de los pueblos un cine portátil para que los niños =y mayores= puedan tener contacto con la experiencia de la pantalla gigante. ¿En qué cabeza cabe que una proyección tenga que pagar más a la SGAE que a la propia empresa que la proyecta?. Esto es una auténtica vergüenza y un disparate. No creo que alguien pueda entender que los impuestos sean mayores que los costes de producción de una actividad ¿es que nos hemos vuelto locos? ¿hasta adónde vamos a llegar?”

    “En estos momentos, la presión es tan alta que estamos considerando suspender la programación del verano. La SGAE se ha convertido en un mero recaudador de impuestos que para nada valora el esfuerzo que todos los sectores culturales implicados =administraciones, artistas y empresas= estamos realizando en estos momentos para seguir generando emociones y reflexiones, que es el fin último de la Cultura”.

    “Las administraciones publicas hacemos un tremendo esfuerzo en apoyar la expresiones culturales de todo tipo. Si alguien graba un disco, ahí estamos las administraciones que financiamos y subvencionamos; si se produce una película, igual, y si se organiza un Festival, es fundamentalmente el Ayuntamiento el que corre con la mayor parte del gasto =por no decir con todo el gasto=. Además de este esfuerzo, ahora vienen unos señoritos que sin haber movido un dedo ni invertir, se llevan un impuesto que yo considero revolucionario”.

     “Desde estas líneas, me le dirijo a la SGAE para que nos evalúe el precio por que la Banda de Níjar interprete “El Gato Montés” en una corrida de toros, por si acaso hacemos alguna tener en cuenta cuánto nos puede costar la petición de música del respetable”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios