Almería

Noche de salitre y redención

  • Miles de personas invaden las playas de la capital para vivir con fuego y alegría el día más efímero

Neveras y mucha comida para que en la noche más corta no faltase de nada. Neveras y mucha comida para que en la noche más corta no faltase de nada.

Neveras y mucha comida para que en la noche más corta no faltase de nada. / fotos: rafael gonzález

Los almerienses ya tenían ganas de que llegara el verano, el calor, las vacaciones, la playa y cómo no, disfrutar de la rica gastronomía al aire libre. Y anoche no defraudaron. Miles de personas se concentraron a lo largo de todo el litoral de la capital para celebrar la noche de San Juan, una jornada de redención, de alegría, de salitre y, sobre todo de fuego. En la noche más corta del año, las grandes hogueras iluminaron a todos los valientes que decidieron purificarse dándose un baño mientras otros miles paseaban por el paseo marítimo y que desde primera hora de la tarde ya cogían posiciones para poder disfrutar de los fuegos artificiales, una de las señas de identidad de este festejo señalado en rojo en el calendario de los almerienses.

Como ya es una tradición, llegada la media noche y con miles de hogueras a los pies del mar, las luces y los cohetes volvieron a bregar con el cielo desde el Espigón de la Térmica durante más de diez minutos. Como suele ser habitual, hubo castillos de fuegos de colores y efectos aéreos que emplearon un total de 65 kilos de pólvora y casi 200 kilos de material explosivo en bruto y más de 1.300 efectos pirotécnicos.

La diversión estaba a la orilla del mar, con miles de personas disfrutando de las barbacoas y también en el Recinto de El Palmeral donde el ayuntamiento habilitó anoche una zona de atracciones y restauración con 35 establecimientos entre los que se incluían camas elásticas, castillo hinchable, casetas de juegos, heladerías, gofres, puestos de algodón y chucherías y también otros puestos de restauración, vino o mojitos, además de bisutería y complementos.

Como ya marca la tradición, los almerienses hicieron honor a la noche más corta del año y pusieron en práctica varios rituales que buscan ganarse la suerte para lo que resta de año. Así, muchos se lanzaron a saltar la hoguera cerca de una decena de veces. Otros se encomendaron a saltar las olas y pedir un deseo, que según señala la tradición, se suele cumplir.

Y los más extendidos, como no, darse un baño entrando de espaldas porque así estará protegido durante todo el año y lavarse la cara después de la media noche.

Ritos y prácticas ya tradicionales que se conjugaron con la degustación de ricos manjares en la arena. Chorizos, chuletas, pinchos, sardinas y mucha bebida aderezaron una noche en la que el civismo volvió a imperar de cara a respetar el medio ambiente y ensuciar lo menos posible. Aunque para eso, el Ayuntamiento de la capital desplegó un amplio dispositivo de limpieza con el objetivo de que las playas estén en la mañana de hoy en perfectas condiciones.

El concejal Juan José Alonso ha detallado que "dio comienzo desde primera hora de la tarde del mismo día 23, con tres equipos realizando labores de limpieza tanto en papeleras como en acceso a las playas. Y esa misma tarde, dos barredoras y dos equipos de agua realizaron labores de limpieza en torno al Paseo Marítimo, principalmente en la zona de El Zapillo.

"Posteriormente", -continúa- "a las a las seis de la mañana comenzó la limpieza de las playas, lo que permitió que a las nueve cualquier bañista pudo ya disfrutar de una arena y un Paseo Marítimo perfectamente limpios". Para ello, la empresa concesionaria 'Entorno Urbano y Medioambiente' organizó un operativo para las playas urbanas y otros diferentes para Costacabana, Retamar y Cabo de Gata en el que han participado 105 personas y 46 máquinas.

En lo que concierne a la seguridad, el Ayuntamiento desplegó alrededor de setenta efectivos, entre agentes de Policía Local, bomberos, asistencias sanitarias y voluntarios de Protección Civil, que vigilaron por el normal desarrollo de las hogueras y actividades. A este operativo se sumó también el desplegado por el Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil del Mar y la Capitanía Marítima.

Además, todos los módulos de Salvamento de las playas estuvieron atendidos por socorristas desde las 23.00 horas hasta las dos de la madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios