Agua

El PSOE quiere que la Junta haga un estudio del impacto de la desaladora sobre los acuíferos del Bajo Andarax

  • La portavoz socialista pide al alcalde de la ciudad que lo solicite

Adriana Valverde y su compañero de grupo, Antonio Ruano, en la desaladora Adriana Valverde y su compañero de grupo, Antonio Ruano, en la desaladora

Adriana Valverde y su compañero de grupo, Antonio Ruano, en la desaladora

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha solicitado al alcalde de la ciudad que pida a la Junta de Andalucía que haga un estudio sobre el impacto que puede tener en el Acuífero del Bajo Andarax y en las Norias y pozos de la Vega de Allá el aumento en tres bastidores de la desaladora, así como las medidas preventivas o correctoras a adoptar que permitirían compatibilizar la desalación con los usos legítimos de riego de nuestra vega, manteniendo en óptimas condiciones el acuífero del Bajo Andarax.

La petición, que ha dado a conocer junto a la propia desaladora de la capital, ya ha sido registrada en el Ayuntamiento en forma de moción del PSOE y será debatida en el próximo Pleno telemático del Consistorio, sumándose así "a la preocupación real de la sociedad almeriense, especialmente de los usuarios y residentes en la Vega de Allá, ante el aumento del volumen de producción de agua desalada, que, no sólo supondrá un incremento del 20% del recibo, sino que también podría afectar a la conservación de nuestro acuífero".

“Hay que recordar que el agua de esta desaladora no se toma directamente del mar, sino a través de 19 pozos de filtro costero que existen en el delta del río Andarax”, ha manifestado, mostrando el plano de localización de cada uno de los puntos de captación de agua en tierra, y ha añadido que, "desde 2015 los regantes de la Vega de Allá vienen denunciando que el agua de sus pozos se ha visto mermada, hasta el punto de que varias horas al día se quedan sin agua y tienen que escalonar sus extracciones para recuperarlas".

A su juicio, "es fácil entender que, con el aumento de la extracción de agua, los pozos actuales que abastecen a cortijos y fincas, donde viven cerca de 5.000 personas, se resentirán todavía más", razón por la que ha reclamado al alcalde y al equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento que solicite a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía los medios humanos y técnicos de los que dispone a tal efecto.

Además, considera muy importante el hecho de que regantes, colectivos sociales, agricultores, hosteleros, grupos políticos y asociaciones vecinales, entre otros, hayan presentado más de 1.000 alegaciones a esta modificación. "Algunos de ellos, con toda la razón, piden garantías de que la medida tomada por el equipo de gobierno del PP no tenga un impacto negativo en el acuífero", ha apuntado.

La desaladora de Almería, que funciona desde 2006, tras la inversión de 35 millones de euros para su construcción, sufragados al 85% por la UE y al 15% por la Junta de Andalucía, con coste cero para el Ayuntamiento, cuenta con 7 bastidores de desalación por ósmosis inversa y es capaz de producir hasta 50.000 metros cúbicos al día. Valverde ha recordado que "en el año 2005 se llegó a un acuerdo de todos los grupos políticos del Ayuntamiento para aumentar el volumen de producción", pero que, "sin embargo, hasta hoy la planta solo tiene en marcha 2 bastidores con los que se obtienen 14.000 metros cúbicos diarios de agua dulce".

"Después de 15 años de disputas con la Junta de Andalucía, el equipo de gobierno del Ayuntamiento del PP ha decidido aumentar de golpe el volumen de producción de la desaladora, pasando de 2 a 5 bastidores y de 14.000 a 35.000 metros cúbicos de agua al día", ha denunciado. "El PP ha tenido el apoyo de todos los grupos para haber ido abordando esta situación poco a poco y se le ocurre hacerlo ahora, en medio de una pandemia, en una crisis económica y social sin precedentes, y con la incertidumbre sobre sus efectos en el acuífero", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios