Decreto andaluz

Paquete de medidas para salvar las terrazas sin ruidos molestos

  • Rediseño de las licencias de los bares con nuevos horarios, límites de velocidad de los coches y policía, entre ellas

El plazo de renovación de licencias expiró el 31 de enero El plazo de renovación de licencias expiró el 31 de enero

El plazo de renovación de licencias expiró el 31 de enero / Rafa González (Almería)

El Ayuntamiento de Almería ha ideado un paquete de medidas con el que posibilitar el mantenimiento de las terrazas y veladores de los bares de la ciudad, al mismo tiempo que mitigar las posibles molestias que las actividad hostelera puede acarrear a los residentes de las viviendas aledañas, especialmente las del centro histórico situadas en la zona acústicamente saturada (ZAS). Entre las acciones que desde el área de Desarrollo Urbano y Vivienda se han puesto encima de la mesa se encuentran el rediseño de las licencias municipales con cambio de los horarios autorizados hasta el momento y la redistribución de las sillas y mesas en aquellos puntos donde se considere que exista excesiva concentración, junto a otras disposiciones complementarias al tener en cuenta que las ZAS están afectadas también por distintas fuentes de contaminación acústica. Así el Ayuntamiento pretende limitar la velocidad de circulación de vehículos, efectuar controles de emisiones de ruido y aumentar la vigilancia policial.

El 31 de enero finalizaba el plazo para la renovación de las licencias de las terrazas, que permanecen en la actualidad suspendidas por el Ayuntamiento ante la entrada en vigor en diciembre del decreto de Espectáculos Públicos y Establecimientos de Ocio de la Junta de Andalucía, el cual ampara el derecho al descanso vecinal pero deja a las administraciones locales una complicada aplicación, ya que no permite, entre otros aspectos, la renovación automática de los permisos sin que quede demostrado, de forma previa, que la actividad, o suma de actividades, no va a producir daños en materia de ruidos.

 

Miguel Angel Castellón Miguel Angel Castellón

Miguel Angel Castellón

Según ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miguel Ángel Castellón, “la intención del Ayuntamiento de Almería es empezar a conceder las licencias de manera inmediata bajo el paraguas de las nuevas medidas y condiciones”, que el edil ha trasladado a la Asociación de Hosteleros de Almería (Ashal), al objeto de llegar a un acuerdo que ponga a salvo la actividad y, al mismo tiempo, garantice el derecho al descanso de los vecinos. “El decreto de la Junta de Andalucía es –afirma, contundente, el edil del PP–, una puñalada de muerte a la hostelería. Es muy complicado su cumplimiento, pero nuestro primer objetivo es garantizar el derecho al descanso sin descuidar que las terrazas son un bien inmaterial de la ciudad”.

Esta defendida premisa ampara, en opinión del responsable municipal, la propuesta definitiva de ordenación de las terrazas que el Ayuntamiento quiere acordar con los hosteleros a los que el Consistorio les pide también “hacer un esfuerzo”, especialmente sobre aquellas que se encuentran dentro del ámbito ZAS con la intencionalidad de propiciar una convivencia equilibrada sin “sufrir molestias”.

Los posibles nuevos horarios para la actividad de las terrazas no están, según el concejal, aún cerrados, mientras que el Ayuntamiento baraja otras medidas complementarias como puede ser el control, mediante presencia policial, del volumen de la música en vehículos con ventanillas bajadas o la concentración de personas junto a las puertas de los locales de copas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios