Movilidad

Un solo carril en el Paseo de Almería 'post-covid', con velocidad limitada y corredor saludable

  • El Ayuntamiento aplica importantes cambios en la circulación dentro de la ciudad de la nueva normalidad. Más espacio para los peatones y un carril para bicicletas y patines

Esquema de los cambios del Paseo de Almería programados Esquema de los cambios del Paseo de Almería programados

Esquema de los cambios del Paseo de Almería programados

El Paseo de Almería dejará a finales de este mes de disponer de dos carriles de circulación para el tráfico general. El Ayuntamiento de Almería va a aplicar un plan de movilidad que reduce el tránsito rodado a un solo carril, con velocidad limitada, además, a un máximo de 30 kilómetros por ahora, ganando así el denominado “corredor saludable” con el que la arteria principal de la capital se adapta a la ciudad post-covid. Esto es, más espacio para los peatones y un carril exclusivo para bicicletas, patines y otros medios de movilidad personal sostenibles.

Los trabajos para esta importante transformación darán comienzo el próximo miércoles y se prolongarán entre “siete y diez días”, según ha anunciado la concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, María del Mar García Lorca, quien ha presentado en rueda de prensa la primera de las tres fases del nuevo Plan de Movilidad Activa. Es un trabajo iniciado hace meses por los técnicos municipales y en colaboración con una empresa especializada que, debido a la pandemia y a la necesidad a crear caminos seguros desde del punto de vista vial y ahora también sanitarios, acelera para su puesta en marcha inmediata.

Otra imagen de la nueva distribución del Paseo de Almería post-covid Otra imagen de la nueva distribución del Paseo de Almería post-covid

Otra imagen de la nueva distribución del Paseo de Almería post-covid

El Paseo de Almería es la primera avenida en someterse a este plan provisional, que suprime la banda de estacionamiento de la izquierda en sentido descendente, incluidas las paradas de taxis y autobuses en aras de ganar amplitud de espacio para un paseo peatonal y el citado carril bici, de 1,20 metros de ancho, cuyo sentido de la marcha será desde la antigua plaza Circular hacia Puerta Purchena.

Las aceras ganan de igual manera amplitud hasta los 7,40 metros y la supresión de uno de los carriles permite de igual modo habilitar espacios al otro lado del Paseo para las paradas del transporte urbano y taxis, además de carga y descarga.

Los cambios también afectan a Obispo Orberá y avenida Pablo Iglesias, ya que la incorporación de vehículos al Paseo, desde esta zona norte, solo estará permitida por esta primera vía, quedando prohibido el acceso al Paseo por la avenida. El resto de incorporaciones desde las calles perpendiculares al Paseo de Almería del centro se mantienen abiertas.

Según los cálculos de los técnicos municipales en materia de movilidad, esta solución supondrá un considerable descenso de la densidad de tráfico que actualmente soporta la arteria, de hasta el 70%.

La primera reacción de los comerciantes de la zona centro no ha sido del todo positiva. Desde Almería Centro, han trasladado malestar por no haber compartido el Ayuntamiento de forma previa sus planes de cambio en la circulación de la que es la principal arteria comercial de la capital y por no haber pactado con la Asociación el momento más adecuado al haber obras en marcha en el centro histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios