Inmigración

Piden siete años para el patrón de una patera con veinte personas

  • Fue interceptada a 8,9 millas náuticas de Mesa Roldán, en Carboneras

Una patera interceptada. Una patera interceptada.

Una patera interceptada.

La Fiscalía de Almería ha interesado una pena de siete años de prisión para el presunto patrón de una patera que fue interceptada el pasado mes de mayo con 20 personas a bordo en aguas próximas a la costa almeriense.

La calificación provisional de la fiscal señala que el acusado T.B., "movido por un ánimo de ilícito beneficio", concertó el transporte "clandestino" de dichas personas, a cambio de una contraprestación económica, para introducirlos irregularmente en el territorio español.

De esta forma, la patera salió desde algún punto de la costa argelina y fue interceptada a 8,9 millas náuticas de Mesa Roldán, en Carboneras, sobre las 08:00 horas del pasado 21 de mayo por la patrullera 'Río Jiloca' del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Almería.

Según la fiscal, en ese momento T.B. iba pilotando esta lancha de dos metros de eslora y dos metros de manga, en la que iban él y otros 19 migrantes.

El Ministerio Público sostiene que esta cantidad de personas superaba la capacidad de la embarcación e insiste en que no reunía las condiciones requeridas para este tipo de trayectos, así como que no estaba capacitada para afrontar las "situaciones adversas" que podían producirse.

Recalca también que los inmigrantes no disponían de chalecos salvavidas, bengalas, balizas de señalamiento, radar, GPS o botiquín, u otras medidas para "salvaguardar la integridad y vida de los que iban a bordo", aseverando que el acusado tampoco ha demostrado tener título alguno que lo acredite para el pilotaje.

Por estos presuntos hechos, la Fiscalía acusa a T.B. por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, por el que interesa una pena de siete años de prisión

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios