Urbanismo

El alcalde, con un plan B, asegura que la remodelación de la Plaza Vieja es "inaplazable"

  • Fernández-Pacheco acusa al PSOE de paralizar las obras durante veinte años y afirma que la "única condena  que tienen los almerienses es el Partido Socialista Obrero Español"

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco

La suspensión cautelar de la eliminación de los árboles perimetrales de la Plaza Vieja, los 21 ficus, en su mayoría centenarios, dictaminada por el Tribunal Supremo de Justicia de Andalucía (TSJA), no ha pillado por sorpresa al alcalde de la ciudad, quien tenía "contemplada esta posibilidad". Un auto que Ramón Fernández-Pacheco recibe como "dentro de la normalidad judicial" y lo interpreta como "una decisión con la que el juez, y creo que con buen criterio, se toma su tiempo para resolver" el contencioso administrativo que presentó el Grupo Municipal Socialista contra la modificación de la ficha de la Plaza Vieja, que desprotegía el arbolado.

"No ha habido ninguna condena, ni sentencias, solo un poco de tiempo que el juez se toma. La única condena que tienen los almerienses es con el Partido Socialista Obrero Español", ha atajado el regidor, recordando los 20 años transcurridos desde que el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía firmaran aquel convenio para la rehabilitación de la Casa Consistorial. "Todas las paralizaciones de la obra han tenido siempre un mismo denominador común y un mismo protagonista, el PSOE desde la Junta y desde el Ayuntamiento", critica Fernández-Pacheco.

Asegura el alcalde que la suspensión cautelar era una posibilidad que ya barajaban los servicios jurídicos municipales y, ante la cual, los técnicos urbanistas han estado trabajando "desde hace semanas" para contar con un "Plan B" que le permita al equipo de gobierno abordar las obras de remodelación proyectadas introduciendo "modificaciones". "Seguiremos con el empeño, y es inaplazable, de modernizar el casco histórico y el que es su corazón administrativo", ha manifestado el alcalde, defendiendo las decisiones adoptadas por el PP para una "Almería más verde", con determinaciones que "no son fáciles, pero que tienen conciencia ecologista" en clara referencia al incremento de la producción del agua desalada y la polémica subida de los recibos a partir de enero de 2022. Otra de las batallas entre el PP y la oposición.

"Los almerienses son suficientemente adultos y dan su opinión en las urnas. Nosotros demostramos con hechos que trabajamos por una Almería más verde frente a los que utilizan el populismo", ha concluido Fernández-Pacheco en sus declaraciones realizadas a la prensa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios