Almería

Primer objetivo cumplido: se para el ERE de Cemex y habrá negociación

  • Hoy se constituye una mesa de trabajo en la que estará la multinacional, Industria, los gobiernos balear y andaluz y los sindicatos

  • Ahorrar dos tercios de costes energéticos, entre las propuestas

Comentarios 1

Los pasos dados desde el pasado 16 de octubre, cuando la multinacional Cemex anunció el cese de la actividad en las fábricas de Gádor y Lloseta en Mallorca, no han caído en saco roto. "El primer objetivo se ha cumplido", decían ayer tanto representantes sindicales, trabajadores y el propio consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, quien se reunía en Almería, acompañado de la viceconsejera Pilar Serrano, con el comité de empresa de la fábrica gadorense para trasladarle una buena noticia: Cemex suspende el ERE (expediente de regulación de empleo) e iniciará negociaciones.

De acuerdo a la información trasladada por el consejero, está previsto que a las 16:00 horas de hoy se constituya una mesa de trabajo, que se prolongará hasta el 31 diciembre con reuniones semanales, en el Ministerio de Industria en la que estarán representados el Gobierno de España, balear, andaluz, CCOO y UGT. "A partir de ahí pondremos toda la carne en el asador y pondremos todas las alternativas para que la empresa sea viable y los trabajadores mantengan sus puestos de trabajo. Esto es sólo el comienzo, se abre una luz de esperanza pero queda mucho trabajo y va a ser muy duro". Según Sánchez Haro, tras la última reunión con Cemex, ésta pedía negociar el futuro pero con el ERE encima de la mesa, "nosotros le dijimos que sin riesgo para los trabajadores". Entre las alternativas planteadas a la empresa están, tal y como desglosó el representante de la Junta: reducir dos tercios de los costes energéticos, la valorización de los residuos de la agricultura e incentivos que se han puesto encima de la mesa por parte de la Consejería de Empleo. "Con todo eso tenemos que conseguir que la empresa siga adelante. No va a ser nada fácil pero tenemos que hacerlo".

Directivos de Cemex, que ayer a mediodía mantenían una vídeoconferencia en la fábrica con los trabajadores, afirman que "se cierra una puerta y se abre una ventana". Ayer remitió un comunicado en el que citaba que la causas de la decisión de cesar la producción en las dos plantas "responden, básicamente, a la drástica y continuada caída de la demanda de cemento, que pasó de casi 60 millones de toneladas en 2007 a solo 12 millones en 2017; al incremento de los costes de operación, principalmente combustibles y energía eléctrica; el cambio de normativa europea del CO2; y la fuerte competencia y pérdida de competitividad en los mercados internacionales". El consejero apuntaba también a la expansión internacional que tuvo la empresa que le supuso un coste de 15.000 millones de dólares que han logrado reducir a 8.000.

Para Cemex, la mesa será un espacio de diálogo a la vez que comunica que continuará con el proceso de reestructuración, iniciado el pasado mes de octubre, a partir de la indicada conclusión de los trabajos de la mesa. "Cemex ha reiterado a todas las partes su firme apuesta por continuar en España y su voluntad de participar en la búsqueda de soluciones que minimicen el impacto en el empleo de las medidas adoptadas, por lo que los proyectos que se puedan identificar y aprobar por la mesa podrán contribuir a dicho propósito común", cita en el comunicado oficial. Por su parte, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo es más concreto y citaba también en una nota de prensa: "La empresa se compromete a no presentar el ERE hasta la finalización del diálogo que se desarrolle en la citada mesa de negociación".

Por lo anterior, Antonio Orta, presidente del comité de empresa de la fábrica de Gádor, fue rotundo: "Salimos contentos porque nuestro primer objetivo se ha cumplido que era retirar el ERE de encima de la mesa, pero la guerra no se ha ganado, se ha ganado una batalla", en está línea continuaba que esto no ha hecho otra cosa que comenzar y se desconoce cómo terminará.

Los sindicatos, que también estuvieron presentes en el encuentro de ayer también se pronunciaron. Desde CCOO valoraron positivamente el trabajo realizado y el inicio de diálogo no sólo para mantener la planta sino incluso aumentar su actividad industrial. "El trabajo ha sido duro, vamos a seguir manteniendo la presión social", apuntaba Antonio Valdivieso . Por su parte, Carmen Vidal, secretaria general de UGT en Almería, señalaba el frente común hecho para luchar por esta situación y pedía al Gobierno de España que derogue la reforma laboral "porque esta situación no sería así si no existiera".

Por parte del PP de Almería se pronunciaba Carmen Crespo, quien tras alegrarse de la suspensión del ERE manifestaba que su partido siempre estará de la mano de la estabilidad de los trabajadores, así, el PP preguntaba también ayer en el Senado por la situación de Cemex. Por último, Crespo pidió a la Junta de Andalucía que se utilicen los fondos de industrialización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios