Tribunales

Prisión para el hombre acusado de homicidio por la muerte a puñaladas de un hombre en La Chanca

  • A pesar del "hermetismo" que se dio en el barrio, las investigaciones llevaron finalmente a los agentes a Roquetas de Mar

La Policía Nacional con el detenido por la muerte de La Chanca. La Policía Nacional con el detenido por la muerte de La Chanca.

La Policía Nacional con el detenido por la muerte de La Chanca. / C.N.P. (Almería)

El Juzgado de Instrucción número 2 de Roquetas de Mar ha decretado prisión comunicada y sin fianza para F.A.S.S., el hombre de 43 años acusado de la muerte a puñaladas de un varón en el barrio almeriense de La Chanca el pasado 4 de septiembre.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales, quienes han detallado que el instructor, tras decretar el ingreso en prisión, se ha inhibido de la causa a favor del Juzgado de Instrucción número 4 de Almería al entender que los hechos tuvieron lugar en la capital a pesar de que la detención se practicara en el municipio roquetero.

Los hechos tuvieron lugar en torno las 2,45 horas, cuando se recibió una llamada en la Sala del 091, procedente de un ciudadano en la que comunicaba que en la calle Bergantín, había un hombre con varias heridas y se estaba desangrando.

A los pocos minutos, tras personarse varias dotaciones de la Policía Nacional, se constató la presencia de un hombre de raza negra y de unos 35 a 40 años que se encontraba tumbado entre dos coches y presentaba varias heridas en el cuello, por donde sangraba abundantemente. Tras ser atendido por los agentes y los servicios sanitarios, el hombre falleció ante la gravedad de las heridas que presentaba.

Mientras se realizaba la inspección ocular en el lugar de los hechos, varios vehículos policiales llevaron a cabo una batida por la zona para localizar a los sospechoso, de forma que se observó la "actitud huidiza" de un sujeto que "respondía a una ropa determinada y característica, no logrando en ese momento su identificación".

Las declaraciones testificales y las pruebas obtenidas en el lugar de los hechos condujeron a los investigadores a identificar al presunto autor, del que desconocían su paradero. A pesar del "hermetismo" que se dio en el barrio, las investigaciones llevaron finalmente a los agentes a Roquetas de Mar, donde interceptaron al sospechoso cuando iba en un vehículo en compañía de familiares por la calle Centauro.

Tras llevar a cabo la diligencia de entrada y registro en el domicilio del detenido, los investigadores obtuvieron "otros vestigios relevantes" para la incriminación de los hechos, entre ellas las ropas características que los agentes de la dotación policial vieron al sujeto en cuestión que huía de la zona el mismo día de los hechos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios