Almería

Real candidatura

  • Velada de sabores de la tierra y música para presentar por todo lo alto en Madrid un "proyecto viable" que integra gastronomía de calidad y un sector de altísima cualificación

Comentarios 1

Almería 2019 se proyectó ayer a todo el país desde el Teatro Real. El histórico inmueble que iniciara su construcción hace doscientos años, ubicado en la plaza de Oriente frente al Palacio Real, fue el escenario elegido para la presentación oficial de la candidatura a la Capital Española de la Gastronomía. Un año después de conocerse la intención del Ayuntamiento de Almería de aspirar a convertirse en el epicentro culinario del país y a falta de un mes para que se conozca el fallo del jurado, la provincia se volcó en la puesta de largo de un "proyecto viable" como el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pachecho, lo definió ante más de 200 invitados. Y lo es porque cubre con creces todos los parámetros de idoneidad, según el primer edil, al aglutinar "productos naturales de excelente calidad, la ventaja de combinar tierra y mar y un sector profesional hostelero de altísima cualificación". La candidatura cuenta, además, con el "impulso colectivo" de la ciudadanía, los agentes sociales y las instituciones. Ayer en Madrid, en un monumento histórico que ha acogido citas tan relevantes como la Lotería de Navidad o los Premios Goya, Almería 2019 esprintó en la recta final del proceso de elección arropado por el Gobierno, la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial. El principal evento de la candidatura, conducido por el periodista David Baños como maestro de ceremonias, ofreció una imagen de unidad al contar con la participación del ministro de Cultura, el pulpileño José Guirao, el consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Fernández, y el presidente de la Diputación Provincial, Gabriel Amat. También acudieron otros almerienses del Ejecutivo de Pedro Sánchez como la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, y el exalcalde y ahora director general de la Memoria Histórica. Todos los partidos políticos han formado un eje común que anoche se escenificó en el Salón de Falla del Teatro Real y que ha sido la tónica de los doce meses de trabajo de la iniciativa bajo el lema El Gusto de Compartir.

El alcalde de Almería agradeció precisamente ese respaldo a una iniciativa que permitirá a la provincia y a sus productos estar durante un año en el principal escaparate nacional de la buena mesa. "Es justo que Almería entre, de la mano de esta capitalidad, en el mapa de las ciudades que han sabido hacer de la gastronomía una forma de ser y estar en el mundo". Visiblemente ilusionado, Ramón Fernández-Pacheco puso en valor la "cocina natural, equilibrada y sabrosa" de la provincia y destacó las dos fuentes de insuperable nivel que la hacen posible: la agricultura y la costa mediterránea. Y, además, como se demostró en el cóctel que se ofreció a los presentes, el primer edil destacó que es una gastronomía de estrellas y tenedores,a la vanguardia, pero también de la sencillez del chérigan, una tapa personal e intransferible que se explica en los primeros años de los rodajes en Almería.

Todos a una como en Fuente Ovejuna. La implicación que se ha conseguido, que sólo tiene un precedente en los Juegos Mediterrénaos, fue otro de los elementos que se han querido poner en valor, más allá del proyecto sólido y ganador, para que no tenga ninguna duda en la elección el próximo 17 de octubre el jurado de la marca Capital Española de la Gastronomía que promueven cada año la Federación Española de la Hostelería y la Federación Española de Periodistas y Estrictores de Turismo. No hacía falta nada más que ver el aeropuerto de El Alquián en la mañana de ayer para alcanzar a comprender que iba a ser una noche de gala para una candidatura Real. Empresarios, agentes sociales, concejales, diputados, delegados territoriales de la Junta y reconocidos cocineros como Antonio Carmona, Tony García, Antonio Gázquez o José Álvarez, que conquistaron a los asistentes con un cóctel de siete entrantes y siete principales con productos de la tierra, embarcaban en los vuelos que se sucedieron desde primera hora. Una nutrida representación almeriense sobre la alfombra roja del Teatro Real que se completó con la presencia de importantes chefs y restauradores de todo el país, críticos, asociaciones, influencers, actores y modelos, periodistas y personalidades de distintos ámbitos. El empresario Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de la Gastronomía, también conoció de primera mano el proyecto de Almería 2019, así como representantes de Madrid Fusion o Euro-Toques, una comunidad europea que está integrada por más de 3.500 cocineros. Y no faltó tampoco el alcalde de León, Antonio Silván, en virtud de la alianza gastronómica que han forjado las dos ciudades.

Fue una velada mágica con una alianza institucional que se materializó en las intervenciones, con cocina en directo, amenizada con música en directo con disc-jockey y saxo en la terraza Goya frente a la plaza de Oriente en la que se estrenó el vídeo oficial de Almería 2019, un montaje audiovisual de sabores y emociones que se entregará al jurado del certamen junto al dossier de la candidatura. Se trata de un trabajo especial que se incorporará a las herramientas de promoción turística de la ciudad, difundiéndolo a través de las redes sociales. En el Teatro Real de Madrid ya conocían bien la calidad de los productos gourmet de la provincia, ya que la marca Sabores Almería deleitó recientemente a los participantes en el Universal Music Festival, pero anoche fue más allá con creaciones culinarias de primer nivel con materia prima almeriense. La misma que salen a diario de los huertos que se consumen en medio mundo. Y fue la mejor prueba de lo que minutos antes había argumentado el alcalde en su intervención cuando sentenció que "todo el que come en Almería sabe que está consumiendo calidad e innovación a partes iguales".

El ministro de Cultura, José Guirao, ejerció como un almeriense más e hizo campaña en favor de la candidatura destacando el carácter de la gente de Almería: "Con trabajo, esfuerzo, inteligencia y tenacidad, sin postureo, todos los méritos que hay que tener para ganar esta apuesta los tenemos". Un mensaje de optimismo similar al de presidente de Diputación, Gabriel Amat, quien resalto que desde un primer momento se han volcado con los 103 pueblos en un "proyecto apasionante" que va a salir elegido el próximo mes.

Poco antes de la medianoche concluyó un acto lleno de cratividad y sabor, un brillante colofón a un año de actividades de todo tipo como foros de ideas, degustaciones, promoción, campañas en colegios y otros eventos a los que se han ido sumando una legión de fieles, encabezada por los hosteleros y comerciantes, en defensa de la gastronomía de la tierra y de la importancia de la designación para la proyección turística de la ciudad. "Almería ya ha ganado porque la repercusión que ha tenido la candidatura supera cualquier expectativa previa". Ser Capital Española de la Gastronomía, si así lo decide el jurado el próximo mes, no será el final de trayecto, sino el principio de una historia que contribuirá a situar a Almería en el mapa de la cocina en el que ya están León, Huelva y Toledo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios