Tribunales

Rebajan en tres años la pena impuesta a un condenado por retener y violar a su expareja en Almería

  • Las órdenes de alejamiento e indemnizaciones impuestas en su día no se han visto afectadas en el nuevo fallo

Los detenidos se encuentran en el centro penitenciario El Acebuche por orden judicial desde este jueves. Los detenidos se encuentran en el centro penitenciario El Acebuche por orden judicial desde este jueves.

Los detenidos se encuentran en el centro penitenciario El Acebuche por orden judicial desde este jueves. / Rafael González (Almería)

El Tribunal Supremo (TS) ha rebajado de 15 años y medio a 12 años y medio la pena de un hombre condenado por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería por retener durante cuatro días en un almacén y violar a su expareja, a la que también maltrató durante años.

El fallo del Alto Tribunal declara probado que el acusado mantuvo una relación de pareja con la víctima desde octubre de 2010 hasta los primeros meses de 2015, conviviendo con ella en el Poniente almeriense desde el verano de 2012 hasta el verano de 2013.

Durante ese tiempo, el acusado mantuvo una "actitud agresiva, tanto física como psíquica: la tenía controlada, no permitiendo que nadie la mirase, ni que entrasen en su casa; molestándose cuando hablaba por teléfono; no dejándola salir de la vivienda en varias ocasiones; teniendo una actitud reiterada de desprecio hacia ella", según el fallo.

Además de insultarla, le arrojaba diferentes objetos, le daba patadas, pellizcos y la agarraba por el cuello.Ante esto, la mujer decidió romper la relación, pero el procesado seguía contactando con ella en diferentes momentos hasta que el 31 de agosto se presentó en el domicilio de la mujer, se escondió en el portal y la abordó por la espalda cuando bajó de su casa.

Con un objeto en el cuello la obligó a introducirse en su furgoneta, le ató las manos y le quitó el móvil, vendándole los ojos y comenzó a circular hasta llegar a un lugar que la víctima "no pudo reconocer".Una vez allí, detuvo el vehículo y la metió en una "especie de almacén o caseta" en el que había productos para la agricultora. Tras decirle que "que iba a hacer todo lo que él dijera", cerró la puerta y la dejó allí con las manos atadas hasta el 3 de septiembre, si bien durante esos días regresó en varias ocasiones, marchándose a continuación.

El mismo 31 de agosto, la obligó a realizar extracciones de dinero en varios cajeros hasta agotar el saldo de una tarjeta de la víctima. Al tercer día, fue cuando se produjo la violación, tras desnudarla para "satisfacer sus deseos sexuales". Finalmente, al cuarto día, la sacó de la caseta y la llevó hasta la puerta de su domicilio, tirándola al suelo delante de su puerta.

Por estos hechos, inicialmente el hombre fue condenado a un año y seis meses de prisión por un delito de malos tratos, a cuatro años y medio por un delito de detención ilegal, a siete años por un delito de agresión sexual, y a cinco años por un delito de robo con intimidación.

Sin embargo, el TS estima parcialmente el recurso de casación contra la sentencia y dice ahora que procede "fijar la extensión de las penas de prisión impuestas" a en seis meses por el delito de malos tratos, cuatro años por el delito de detención ilegal, seis años por el delito de agresión sexual y dos años por el delito de robo con intimidación.

Las órdenes de alejamiento e indemnizaciones impuestas en su día no se han visto afectadas en el nuevo fallo.

El Supremo afirma que no se había justificado la extensión previa, ya que "el acusado carece de antecedentes penales y, ni en el apartado de hechos probados y fundamentación jurídica de la sentencia, se expresa dato o circunstancia alguna, subjetiva u objetiva, que pudieran permitir a esta Sala suplir o completar la motivación omitida".

Asegura el alto tribunal que estas penas se impusieron "modo totalmente inmotivado, limitándose a señalar que tenía en cuenta la gravedad y naturaleza de esos delitos, desarrollados algunos de ellos en muy breve espacio de tiempo", cuando "tal circunstancia, objetivamente considerada, parece que debería servir para atenuar la pena a imponer, teniendo en cuenta el menor lapso temporal en que la víctima ha padecido las consecuencias negativas de la acción de su agresor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios