Almería

Roban puntales de hierro del edificio El Patio para venderlos como chatarra

  • El Ayuntamiento descarta actuar de forma subsidiaria en el inmueble con peligro de derrumbe debido, en parte, a que el 80% de las 200 familias que allí viven son okupas

Los puntales sostienen la débil estructura de las zonas comunes de este inmueble situado en Pescadería-La Chanca. Los puntales sostienen la débil estructura de las zonas comunes de este inmueble situado en Pescadería-La Chanca.

Los puntales sostienen la débil estructura de las zonas comunes de este inmueble situado en Pescadería-La Chanca. / javier alonso.

Aun siendo esenciales para garantizar la seguridad de las 200 familias que continúan viviendo pendientes del deterioro estructural del edificio El Patio, los puntales instalados por el Ayuntamiento de Almería en enero del pasado año como medida de emergencia están desapareciendo. Según alertó ayer al Plenario el portavoz municipal de Ciudadanos, Miguel Cazorla, "se están llevando estos puntales para venderlos como chatarra."

Es una de las cuestiones incongruentes de la situación de este inmueble situado en el barrio de Pescadería-La Chanca, un problema que, como reconocieron ayer todos los grupos políticos, aúna graves complejidades de carácter "moral, social y urbanístico" ante las que, tanto equipo de gobierno como oposición, expresaron su interés para darles solución. Pero, ¿cuál es la acertada?

Esta cuestión fue el trasfondo del debate surgido por la moción de IU proponiendo la intervención municipal con carácter subsidiario. Es decir, que el Ayuntamiento asuma el coste de las obras de rehabilitación, o construcción de un nuevo edificio, y luego pase factura a los vecinos. Parecía lógico, si bien Partido Popular y Ciudadanos pusieron de relieve otras cuestiones que hicieron que esta propuesta no saliera adelante, pese a contar con el respaldo del PSOE.

El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miguel Ángel Castellón (PP), fue claro en su intervención y no tubo tapujo alguno en asegurar que el 80% de las 200 familias que residen en este inmueble son okupas. El edil, quien reprobó especialmente al portavoz socialista, Juan Carlos Pérez Navas, "un discurso con la bandera del populismo", argumentó que, para que exista una ejecución subsidiaria, el Ayuntamiento ha de "ordenar a las 24 familias legales que arreglen sus casas e instarles a pagar multas coercitivas". Hasta doce. "Son familias vulnerables y van a ser a los únicos que nos dirijamos, y le vamos a tener que embargar las cuentas y las pensiones, mientras que el 80% restante, campa a susa anchas por allí".

El portavoz de Cs, de acuerdo con las consecuencias de una posible acción subsidiaria municipal, añadió una segunda advertencia al estar el Ayuntamiento "sentando un precedente", sobre el cual Castellón ha asegurado que "cientos de personas han venido a Almería XXI diciendo que si vamos a hacer casas gratis allí, que también quieren".

El camino que ha seguido por lo pronto el equipo de gobierno es la remisión de una carta al consejero de Fomento de la Junta de Andalucía en la que el Ayuntamiento expresa que "estamos dispuestos a cualquier fórmula de colaboración con la Junta, cualquiera, pero no nos vale que la respuesta sea que el Gobierno andaluz está con los vecinos y que les van a apoyar mandándoles a sus técnicos. Creo que hace falta mucho más", abogó Castellón, quien también censuró el desconocimiento del consejero sobre la situación de El Patio cuando "desde Sevilla bien que nos mandaron la factura de 50.000 euros por realojos. Que lo haga el Hotel La Perla, lo entendemos, pero la Junta...", apostilló el representante del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios