Almería

Rosario del Mar y Angustias regresan al templo de San Juan

  • Las imágenes de estas dos corporaciones abandonaron la Patrona y Capilla de la Compañía de María para regresar a su sede canónica tras varias semanas

Lostitulares de Rosario del Mar por la calle Eduardo Pérez durante su traslado de ayer. Lostitulares de Rosario del Mar por la calle Eduardo Pérez durante su traslado de ayer.

Lostitulares de Rosario del Mar por la calle Eduardo Pérez durante su traslado de ayer. / juan aguilera

Un año más, el Sábado Santo en Almería se desarrolló en torno a las dos cofradías con sede canónica en la Iglesia de San Juan Evangelistas, las cuales realizaron sus traslados en la pasada Cuaresma para realizar sus desfiles procesionales, por no poder hacerlo desde este templo debido a las dimensiones de la puerta.

La más madrugadora fue una vez más la Hermandad de Rosario del Mar. A las siete de la tarde salió el cortejo desde el Santuario de Santo Domingo de Guzmán, tras agradecer a la Patrona de Almería y a los Dominicos, Padres custodios de Ella, su estancia allí durante estas últimas semanas.

El Señor de las Penas en el Abandono de sus Discípulos y María Santísima del Rosario del Mar, imágenes titulares de esta corporación que salieron ambas de la gubia del sevillano Luis Álvarez Duarte, fueron portadas sobre unas mismas andas hasta su sede.

Ambas tallas fueron portadas por los costaleros de las dos cuadrillas de la hermandad. La corporación siguió el recorrido más corto, pasando por la Plaza de la Catedral, para llegar a su barrio de la Almedina y desembocar en su Iglesia de San Juan Evangelista. Una vez concluido el solemne traslado, se rezó ante las sagradas imágenes y fueron colocadas ambas en sus lugares habituales de veneración por parte de los feligreses.

Una hora y media más tarde se abrió la puerta de la Capilla del Colegio de la Compañía de María para que saliesen las imágenes titulares de la Hermandad de las Angustias. El cortejo lo abrió la cruz parroquial de la corporación. Tras esta se situaron filas de hermanos portando cirio que quisieron arropar al Santísimo Cristo de la Buena Muerte y a Nuestra Señora de las Angustias en la vuelta hacia su barrio. Los titulares, como suele ser habitual y como ya ocurriese en el traslado de ida suspendido por la lluvia a la jornada del domingo 18 de marzo, fueron portados en dos andas distintas. En primer lugar, el Señor de la Buena Muerte tumbado sobre unas andas que fueron portadas por costaleros de su cuadrilla y también por hermanos y devotos de la corporación.

Tras estas, las andas con Nuestra Señora de las Angustias con su hijo muerto en el regazo envuelto sobre un sudario, fue portada sobre otras andas también llevadas por costaleros de su cuadrilla y por miembros de la hermandad que quisieron llevarla sobre sus hombros. Una imagen, recordemos, que está de aniversario ya que se cumplen 75 años de su hechura, realizada en 1943 por José Navas Parejo.

Al igual que la cofradía con la que comparten sede, la corporación siguió el recorrido más corto, pasando también por la Plaza de la Catedral, para llegar hasta su templo de San Juan. Como hizo Rosario del Mar, todos los allí reunidos rezaron a los titulares antes de que estos fuesen ubicados también en sus lugares habituales de veneración.

La próxima vez que la Virgen de las Angustias abandone su templo será el sábado 11 de mayo para ser trasladada a la Capilla del Prendimiento, desde donde saldrá extraordinariamente el sábado 12 de mayo para conmemorar estos 75 años de vida. La titular mariana regresará, en solemne traslado, a su templo el domingo 13 de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios