Coronavirus Almería Sindicatos y asociaciones preocupados por la ventilación de las clases en plena ola de frío

  • El sindicato CSIF reclama como medida preventiva la instalación de filtros HEPA o de dispositivos de purificación de aire portátiles, mientras que FAPACE considera que "mantener las ventanas abiertas y pedir al alumnado que acuda con mantas y guantes no es la solución"

Sindicatos y asociaciones de padres preocupados por el frío y la ventilación de las clases en pandemia Sindicatos y asociaciones de padres preocupados por el frío y la ventilación de las clases en pandemia

Sindicatos y asociaciones de padres preocupados por el frío y la ventilación de las clases en pandemia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha subrayado la importancia de que los centros escolares almerienses cuenten con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) o con dispositivos de purificación de aire portátiles, para minimizar la probabilidad de contagios del Coronavirus por aerosoles. Ante la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad y las bajas temperaturas que se registran actualmente en la provincia, el Sector de Educación de CSIF-A ha insistido en la necesidad de contar con medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas.

Tras el inicio de curso escolar y al acercarse en otoño la bajada de los termómetros, el sindicato ya solicitó en su día a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, así como a la Diputación Provincial y a los ayuntamientos, apoyo para que los centros educativos pudieran contar con este tipo de dispositivos. En concreto, entonces se solicitó a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Educación que estudiaran, en virtud de lo establecido en la Ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales y los procedimientos y guías dictadas por las autoridades sanitarias, las alternativas para la purificación del aire de las aulas, bien a través de filtros HEPA o bien con cualquier otra medida que evite tener que dar clases en condiciones ambientales indeseadas debido al frío.

Esta demanda ha fructificado sólo en algunos casos, y siempre gracias a la colaboración de las corporaciones locales, que además han demostrado una alta implicación al respecto y han ofrecido una respuesta muy positiva a la petición de CSIF para poder dotar a los centros de estos elementos. No obstante, la inmensa mayoría de los centros educativos continúa careciendo de dicho material, según ha explicado el Sector de Educación. “Se trata de evitar que las clases se desarrollen en condiciones indeseadas que pongan en peligro la seguridad y la salud, tanto del profesorado como del alumnado, máxime cuando está demostrado científicamente el enorme riesgo que existe de contagio por aerosoles del Sars CoV-2”, ha insistido CSIF, que entiende que sería útil también en los centros la utilización de medidores de CO2, “que si bien no detectan la presencia del virus, sí sirven para determinar la calidad del aire en un espacio cerrado, y por lo tanto, las necesidades concretas de ventilación en un momento determinado”.

Igualdad de oportunidades para el alumnado

La Federación de Asociaciones de Familias del Alumnado de Centros de Educación Pública de Almería (FAPACE) ha emitido un comunicado a la comunidad educativa ante la falta de instrucciones claras y comunicación por parte de las administraciones competentes. "Desde FAPACE queremos hacer pública nuestra enorme preocupación sobre el inicio del trimestre escolar, sabiendo que es una inquietud compartida con todas las familias, por los aumentos de personas contagiadas de COVID-19 y las bajas temperaturas imperantes".

La federación considera que "mantener las ventanas abiertas y pedir al alumnado que acuda con mantas y guantes no es la solución, ni permite las condiciones mínimas para el aprendizaje del alumnado y la labor docente del profesorado. No queremos que nuestras hijas e hijos sumen el intenso frío a la situación del coronavirus que ya están sufriendo y demandamos medidas urgentes".

En esta línea, FAPACE continúa exigiendo unanimidad de criterios e instrucciones claras y precisas en cuanto a la ventilación de las aulas, apertura de ventanas, uso de purificadores, medidores de CO2, así como de recursos telemáticos y semipresencialidad, porque creen en la igualdad de oportunidades para todo el alumnado, independientemente del centro educativo al que pertenezca. De igual forma recuerdan que siguen recepcionando las incidencias que la comunidad educativa les hace llegar desde los centros escolares y que les permiten conformar la realidad y la situación actual de los centros educativos de la provincia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios