Almería

Superar el duelo

  • Daño irreparable. Existen una serie de pautas que las familias pueden tomar para establecer medidas de recuperación psicológica. Es importante la ventilación y aceptación de sentimientos

Superar el duelo Superar el duelo

Superar el duelo

Generalente no alcanzamos a entender lo que es realmente el duelo hasta que lo experimentamos. De repente, y sin estar preparados, sufrimos un golpe terrible al perder un ser querido, y a continuación, durante una larga temporada, sentimos una serie de emociones que nos asustan, sorprenden a veces e, indudablemente nos hacen sufrir mucho.

Las emociones y los sentimientos son la expresión que sentimos como respuesta al impacto que nos producen las circunstancias que ocurren en nuestra vida. Y este impacto/expresión es personal, único e irrepetible. Porque cada persona es un mundo y vivencia sus sentimientos de una forma peculiar e individual.

Pero los sentimientos son naturales y deben expresarse. No es bueno tragárselos, reprimirlos o disfrazarlos de otros menos adecuados y oportunos. Habitualmente hemos sido educados, entrenados y programados para no expresar los sentimientos; e incluso para avergonzamos de ellos. Porque podrían constituir un signo de debilidad, de sensiblería, Y eso es un gran error.

Ese cúmulo de tremendas emociones que nos acompañan cuando perdemos a un ser querido, este dolor supone un golpe, lo suficientemente importante como para cambiar la vida. Es un error pensar que no ha pasado nada, que todo volverá a ser como antes, que uno va a volver a ser el que era. Porque no es cierto. El auténtico duelo produce cambios, a veces trascendentales en nuestra vida. Cambios externos, porque el fallecido ya no está con nosotros; pero también muy importantes cambios internos; frutos del sufrimiento y la reflexión posterior. La experiencia catastrófica de pérdida genera unos sentimientos dolorosos que perturban nuestra paz y tienden a anular cualquier otro sentimiento positivo.

A pesar de todos esos factores diferenciadores existen una serie de pautas que, las personas que viven una experiencia de duelo, pueden tomar para poder establecer medidas de recuperación psicológica. Es importante permitir la exteriorización y ventilación de los sentimientos.

Aceptación de los sentimientos de rabia, dolor, miedo, preocupación, etc como normales y propios de esta situación. Aceptar también los sentimientos que puedan parecer contradictorios.

Es necesario continuar con un autocuidado normal, que la persona no se abandone a su desgana y desinterés por todo, que puede aparecer, bajo estos estados psicológicos. Aunque cueste, serán decisiones que van a ir ayudando a la estabilización psicológica.

Compartir sentimientos con familiares y amigos.

Si se siente necesitados de ayuda no dudar en pedirla. Las personas se sentirán bien brindando esa ayuda.

Llorar si lo necesita

Aceptar y permitir que otras personas le acompañen.

Mantener rutinas de higiene y cuidado personal, descanso y alimentación.

Dormir suficientemente y tratar de comer habitualmente, aunque sea sin hambre.

Mantenerse activo con las pequeñas tareas y seguir ocupándose de asuntos que realmente se puedan solucionar por su parte.

No tomar decisiones importantes bajo este estado psicológico, permitiéndose siempre un tiempo para la reflexión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios