Almería

Vithas Almería incide en la importancia de realizar bien la RCP para evitar el contagio de la Covid-19

  • La forma de realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP) ha cambiado. No hay que acercarse a la vía aérea del paciente.

  • En el momento de la reanimación se desconoce si esa persona es portadora del virus.

  • La transmisión de infecciones respiratorias se puede producir a través de gotas respiratorias, por ello, es importante reducir el riesgo de transmisión vírica durante el abordaje de esta práctica.

La Doctora Violeta Rodríguez. La Doctora Violeta Rodríguez.

La Doctora Violeta Rodríguez.

Durante la pandemia se han modificado los protocolos de reanimación cardiopulmonar y soporte vital básico en el ámbito extrahospitalario para garantizar la mejor atención de la persona que sufre una parada cardiorrespiratoria, la seguridad del reanimador y evitar el contagio de la covid-19.Durante la pandemia se han modificado los protocolos de reanimación cardiopulmonar y soporte vital básico en el ámbito extrahospitalario para garantizar la mejor atención de la persona que sufre una parada cardiorrespiratoria, la seguridad del reanimador y evitar el contagio de la covid-19.“Ante la duda de si la persona está contagiada, tenemos que evitar el contacto con la vía aérea en la medida de lo posible, tal y como aparece en el Plan Nacional de RCP”, afirma la Dra. Violeta Rodríguez, responsable médica del servicio de urgencias y emergencias de Vithas Almería, quien añade además que, “por prudencia, debemos considerar a la persona en parada cardiorrespiratoria portadora del virus, ya que en ese momento no conocemos su posible infección”.

La transmisión de infecciones respiratorias se puede producir a través de gotas respiratorias con diámetro entre 5 y 10 micrómetros, por ello, “es importante reducir el riesgo de transmisión vírica durante el abordaje de esta práctica, que se realiza en el 70% de los casos fuera de un hospital o centro de salud”, afirma la Dra. Rodríguez.

RCP en adultos

“Antes y después de realizar la reanimación cardiopulmonar, debemos realizar correctamente la higiene de manos y asegurarnos de llevar puesta, tanto nosotros como la persona que ha sufrido la parada, una mascarilla. Si no fuese posible, deberíamos girarle la cara en posición contraria a nosotros”, explica la especialista. 

“Si la persona está inconsciente y no respira, está en situación de posible parada cardiorrespiratoria, pero si su respiración es normal, debemos colocarla en posición lateral de seguridad, extendiendo el brazo más cercano a nosotros por encima de la cabeza, doblando el codo en ángulo recto y cruzando el otro brazo sobre el pecho. Además, hay que flexionar la pierna que se encuentra más alejada y girar el cuerpo hacia nosotros”, añade la Dra. Rodríguez. Esta posición de seguridad evita, en el caso de producirse vómitos, que se obstruyan las vías respiratorias. “En cualquiera de los casos no debemos manipular la vía aérea del paciente, habrá que comunicar la situación al 112 y solicitar ayuda”, afirma la especialista, quien añade que, “si tenemos dudas de si la personas está en parada cardiorrespiratoria, iniciamos la reanimación solo con compresiones torácicas de entre 5 y 6 cm de profundidad, dejando que el tórax vuelva a su posición original para que la sangre pueda llenar el corazón. Estas compresiones se harán con una frecuencia de entre 100/120 por minuto. Para finalizar, debemos solicitar un desfibrilador automático y seguir las instrucciones, siempre que sea posible”.

RCP en niños

“La mayoría de las paradas cardiorrespiratorias en niños tiene carácter respiratorio, por ello es fundamental realizar una adecuada ventilación e hinchar los pulmones de aire”, afirma la Dra. Rodríguez. Si en el momento de practicar la reanimación en niños nos encontramos solos, pediremos ayuda, ya que  necesitaríamos, en la medida de lo posible, dos reanimadores. “Si el pequeño no responde a nuestra llamada, una de las dos personas debe observar o poner la mano en el abdomen del niño para comprobar que hay movimiento y que respira. La otra persona  debe llamar al 112 para pedir ayuda”, explica la Dra. Rodríguez.

Después de asegurarnos que todos, incluido el niño, tenemos puesta nuestra mascarilla, “debemos decidir si estamos dispuestos y somos capaces de realizar la RCP completa, comenzando siempre con las 5 insuflaciones de rescate abriendo la vía aérea. Después, alternamos 15 compresiones torácicas y dos ventilaciones. En la medida de lo posible, pedimos y colocamos el desfibrilador  con unos parches pediátricos específicos  que dispone el equipo y seguimos instrucciones. 

Pero, si no queremos manipular la vía aérea, es decir, no realizar una RCP completa, pediremos ayuda y realizaremos las compresiones continuas de tórax y pediremos y colocaremos el desfibrilador. Por último, tras la reanimación en ambos casos, realizaremos una higiene de manos completa y exhaustiva, y lavaremos nuestra ropa.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 20 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias. 

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.

Para más información: https://preparadosparacuidarte.com/

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios