Almería

El Zoosanitario de Almería encara las obras de ampliación para mejorar las condiciones de los animales

  • Habrá nuevas casetas para perros y gateras con elementos de recreo. La reforma contempla, además, mejoras en materia de seguridad frente a robos, sobre todo, de canes de razas potencialmente peligrosas

Centro Zoosanitario de Almería capital Centro Zoosanitario de Almería capital

Centro Zoosanitario de Almería capital

El Centro Municipal Zoosanitario encara una nueva tanda de obras de reforma, que permitirá ampliar las instalaciones de la capital y mejorar las condiciones de los animales custodiados, además de reforzar las medidas de seguridad ante posibles robos de perros, sobre todo, especialmente peligrosos.

El Ayuntamiento ya ha adjudicado los trabajos contemplados en la que será la segunda fase de ampliación del Zoosanitario, por un importe inferior al precio de licitación, bajando el coste de 60.000 a 47.000 euros, y un plazo de ejecución de tres meses.

La segunda fase vendrá a culminar la ampliación de estas instalaciones que, en una primera fase ejecutada en la anterior Corporación supuso la inversión de más de 60.000 euros. Entre las nuevas actuaciones prevista están incluidas mejoras en la puerta de acceso, la colocación de jaulas en el nuevo espacio ampliado para la ubicación de canes, la dotación de bebederos, la construcción de un almacén, la instalación de agua a presión, gateras con poyetes y escalones para reposo, así como la reparación y colocación de alumbrado.

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, explicaba cuando las obras fueron licitadas que esta actuación responde al compromiso de seguir mejorando las condiciones actuales de esta instalación dando respuesta, en concreto, “a los problemas que tiene el edificio en la instalación de saneamiento e iluminación, ampliar la capacidad de recogida de canes o mejorar las condiciones de seguridad”.

Añade la edil popular que en conjunto estas obras vienen también a responder a las demandas realizadas por "los responsables en la prestación del servicio en este centro y de las protectoras de animales con las que trabaja el Ayuntamiento a lo largo de todo el año”.

La primera fase vino a dotar al Centro Zoosanitario de una mayor superficie en la que acoger y cuidar de los animales que allí se traslada, ampliando sus instalaciones hasta los 1.400 metros cuadrados aproximadamente que hoy ocupa esta instalación, situada junto al parque del Andarax. Esta primera ampliación permite hoy al Zoosanitario contar con ochenta habitáculos para perros, incluyendo una zona para los perros potencialmente peligrosos, un área de ‘cuarentena’ para los animales que puedan tener algún problema sanitario y un nuevo sistema de seguridad dotado con nueve cámaras de vigilancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios