Almería

La actual campaña "va bien", aunque preocupa la 'deriva' que está mostrando el tomate

  • La falta de valor añadido en esta fruta y su utilización como reclamo en los súper disminuye su precio

La actual campaña "va bien", aunque preocupa la 'deriva' que está mostrando el tomate La actual campaña "va bien", aunque preocupa la 'deriva' que está mostrando el tomate

La actual campaña "va bien", aunque preocupa la 'deriva' que está mostrando el tomate

El secretario provincial de Coag en Almería, Andrés Góngora, aprovechó ayer para analizar la situación de la actual campaña hortofrutícola, la correspondiente al curso 2018-2019. Sobre ella, afirmó que "va bien" en cuanto a las cotizaciones que se están registrando, en general, de ahí que la organización agraria haya lanzado la propuesta que puso sobre la mesa en un momento de tranquilidad en los mercados, para que no se entienda como una llamada desesperada, sino como algo absolutamente necesario, al margen de los malos momentos que se registran periódicamente debido al exceso de oferta o la climatología.

De hecho, recalcó lo que todos los agentes del sector ya conocen: que Almería está produciendo prácticamente sola en Europa en sus cinco cultivos más importantes desde octubre hasta finales de marzo, lo que significa nada menos que seis meses, que el agro almeriense no sabe aprovechar y sigue dejando el mango de la sartén a los grandes operadores de la distribución.

Coag ha elaborado unas octavillas con las indemnizaciones para la gestión de crisis

Góngora recordó el agravamiento y la deriva que está registrando el tomate en los últimos años, con variedades que apenas aportan valor añadido, pues son las más comunes de la provincia, como son el suelto y el rama, lo que arroja una situación cada vez más preocupante. Y añadió que los supermercados están permanentemente realizando campañas de promoción utilizando el tomate como producto reclamo para atraer al consumidor, con márgenes de precios mínimos o que les supone un cero en ingresos. "Almería ha llegado a inundar los mercados de tomate a diez céntimos el kilo", apuntó el máximo responsable de Coag en Almería, lo cual, también va en detrimento del propio producto.

Acerca de la campaña que la organización agraria va a emprender en busca de apoyos para lograr una mayor estabilidad en los precios y que estos se empiecen a formalizar vía contratos de compraventa, Góngora estima que llevará su tiempo, pues tienen que mantener encuentros con más de 200 empresas comercializadoras, aunque vaticinó que se llevará a cabo todo el trabajo antes de que concluya la actual campaña.

Para ello, la organización agraria ha elaborado unas octavillas que también va a distribuir por la provincia, que recogen los precios correspondientes a las indemnizaciones comunitarias marcadas para los momentos de gestión de crisis, tanto para distribución gratuita a ONGs, como para retirada (destrucción o alimentación animal).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios