Tribunales

El acusado de violar y maltratar a su exnovia dice que ésta lo denunció por no querer casarse con ella

  • "Por no ser el capricho de una señorita, estoy aquí", ha asegurado durante su declaración el procesado Y.H., quien se enfrenta a penas que suman 13 años y tres meses de prisión

Audiencia Provincial de Almería. Audiencia Provincial de Almería.

Audiencia Provincial de Almería. / Diario de Almería

Un vecino de la capital almeriense, acusado de violar y maltratar a su expareja, a la que presuntamente golpeó en diversas ocasiones y amenazó de muerte a lo largo de 8 meses de relación, ha negado estos hechos y ha asegurado que la víctima lo denunció porque no quiso casarse con ella.

"Por no ser el capricho de una señorita, estoy aquí", ha asegurado durante su declaración el procesado Y.H., quien se enfrenta a penas que suman 13 años y tres meses de prisión, durante la vista oral celebrada este lunes ante la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería.

La calificación del fiscal, consultada por Efe, recoge que el 17 de mayo de 2015 llegaron al domicilio de Y.H. la víctima, una prima de la chica y el novio de esta última llegaron al mismo.

La pareja se introdujo en un dormitorio y el acusado y la víctima en otro, donde Y.H. la habría obligado a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad mientras la mujer gritaba pidiendo auxilio.

Y.H. ha negado que esto sucediese así, ha precisado que tuvieron relaciones consentidas y que la mujer no gritó en ningún momento solicitando auxilio.

El fiscal sostiene que días después, para "salvaguardar la honra" de la mujer según su religión, pidió matrimonio a los padres de ésta e iniciaron una relación de noviazgo que duró unos 8 meses.

El hombre dice que lo hizo porque sabía que el padre de la chica no aprobaría esta boda al no haber acudido con su familia, como es costumbre entre los musulmanes.

El ministerio fiscal indica que desde el inicio del noviazgo, el acusado la controlaba y no dejaba que saliera sola, golpeándola y diciéndole que la iba a "dejar muerta en vida" y en "una silla de ruedas".

El fiscal afirma que una madrugada de agosto de 2015, cuando la pareja volvía de la Fería de Almería, discutió cerca del domicilio del acusado y el hombre propinó un puñetazo a la mujer, la tiró al suelo y la arrastró hasta su vivienda, donde la habría desnudado y continuado golpeándola hasta que llegó un amigo.

Añade que en noviembre de 2015, la cogió fuertemente del cuello y la dejó caer. La víctima se habría quedado conmocionada y al despertar el hombre le habría colocado una katana en el cuello mientras le decía que "un día de esos la iba a matar".

Todo esto ha sido negado por el acusado, mientras que la víctima, que ha declarado oculta por un biombo, ha mantenido por completo su relato.

La Fiscalía pide para Y.H. 8 años de cárcel por un delito de violación, otros dos años y tres meses por un delito de violencia habitual, 24 meses de prisión por dos delitos de malos tratos en el ámbito de la violencia de género, y 12 meses por amenazas en este ámbito, mientras que el letrado Esteban Hernández Thiel, que ejerce la defensa de Y.H., ha solicitado la libre absolución de su cliente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios