Fiestas en honor a la Virgen del Mar

El alcalde: "La Feria tendrá cacharricos"

  • Fernández-Pacheco estima necesario "rebajar la tensión" ante el conflicto con los feriantes

Protesta con bocinas de los feriantes en la Plaza Vieja el pasado lunes Protesta con bocinas de los feriantes en la Plaza Vieja el pasado lunes

Protesta con bocinas de los feriantes en la Plaza Vieja el pasado lunes / Javier Alonso

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, se ha mostrado plenamente confiado en que el proceso de adjudicación de parcelas del recinto ferial culmine con la presentación de ofertas que completen los espacios disponibles, de tal manera que la Feria de Almería se celebre en el mes de agosto con entera normalidad. Es decir, con las tradicionales atracciones en funcionamiento sin que el sector protagonice plantón alguno a la ciudad.

Después de que un centenar de representantes de asociaciones de feriantes andaluzas y de otros puntos del país protestara el pasado lunes contra la subasta de parcelas, el alcalde ha querido trasladar un mensaje con la intención de “rebajar la tensión”, ofreciendo la “garantía de que la Feria de Almería tendrá cacharricos”. Los feriantes protestan

El discurso del regidor capitalino no implica la interrupción del proceso de subasta iniciado por el área de Cultura. Fernández-Pacheco ha indicado que el Ayuntamiento mantendrá la puja a sobre cerrado como sistema que “garantiza la libre concurrencia y la igualdad para todos” aquellos interesados en montar atracciones o puestos en las fiestas en honor a la Virge del Mar . Asegura Fernández-Pacheco que comprende el malestar de los feriantes, que achaca al “temor” de perder, en esta nueva subasta, la reserva de sitio en el Real de la Feria. Con ello, recuerda que los mismos feriantes que pueden sentir hoy ese “temor” obtuvieron su parcela mediante la subasta celebrada en 2016, un proceso ante el cual no se produjeron manifestaciones públicas en contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios