Almería

El alcalde celebra la rectificación del Gobierno sobre el superávit, pero reclama un plan urgente de ayudas para los ayuntamientos

  • Fernández-Pacheco insiste en la necesidad de crear “lo antes posible” una mesa de diálogo”donde se escuche la voz de los alcaldes”

El alcalde, en el Congreso, el pasado jueves El alcalde, en el Congreso, el pasado jueves

El alcalde, en el Congreso, el pasado jueves

El alcalde de Almería y miembro de la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Ramón Fernández-Pacheco, ha mostrado su satisfacción tras el anuncio del Ministerio de Hacienda de impulsar un nuevo Real Decreto-Ley para que las entidades locales tengan más recursos y un mayor margen presupuestario con el que afrontar la actual crisis provocada por la pandemia de la COVID-19 y considera que la rectificación del Gobierno es “un nuevo triunfo del municipalismo, que ha unido a alcaldes de partidos de muy distinto signo en torno a una reivindicación tan justa como que los ahorros de los ayuntamientos deben ponerse al servicio de las personas que más lo necesitan en una situación excepcional como la que estamos viviendo”.

Fernández-Pacheco ha insistido en la necesidad de crear una mesa de diálogo con el Gobierno donde se escuche la voz de los alcaldes”, lo que hubiera evitado el estrepitoso fracaso del Gobierno el pasado jueves en el Congreso, donde la rebelión de los alcaldes acabó tumbando el decreto que pretendía aprobar, y ha pedido que se cree “lo antes posible porque las Entidades Locales necesitamos un plan urgente de ayudas que sea justo y en el que se incluyan los dos fondos esenciales reclamados, por unanimidad en el seno de la Federación: el fondo incondicionado de 5.000 millones para todas las Entidades Locales, independientemente de si tienen superávit o no, y el fondo estatal para la financiación del transporte municipal”.

El primer edil almeriense recuerda que las administraciones locales “seguimos sin recibir ni un euro de ayudas del Gobierno, a pesar de que somos la institución a la que primero acuden las personas más necesitadas por la pandemia” y ha señalado que la suspensión de la regla de gasto para el año 2020, anunciada hoy por la ministra Montero, “es insuficiente y debe extenderse al 2021 que será el año en el que más incidencia va a tener la crisis generada por la pandemia del Covid-19”.

A su juicio, la alternativa al decreto que fue tumbado en el Congreso es el documento, consensuado por unanimidad de todos los grupos políticos presentes en la FEMP, titulado 'Pilares para la reactivación económica y social de la administración local', así como en el Manifiesto firmado por 31 alcaldes de 13 formaciones políticas distintas, impulsado por el alcalde de Zaragoza. En ambos, se solicita al Gobierno que arbitre un sistema de ayudas a todos los ayuntamientos y diputaciones que permitan hacer frente a la asfixia financiera que están sufriendo muchas Entidades Locales como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus, con especial atención al fondo incondicionado de 5.000 millones y al de 1.000 millones destinado específicamente al transporte urbano, al ser este último sector el que mayor tensión de tesorería está generando en la actualidad. “Y estas ayudas deben llegar cuanto antes a los municipios para que podamos seguir prestando los servicios públicos y ayudando a quiénes más lo necesitan”, ha insistido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios