Almería

Los locales de copas podrán poner sillas y veladores en zona saturada hasta las once de la noche

  • El alcalde emite un bando con nuevas medidas temporales relativas a las terrazas ante la merma de clientes del sector hostelero

Bares con terraza en la plaza Conde Ofalia Bares con  terraza en la plaza Conde Ofalia

Bares con terraza en la plaza Conde Ofalia / Rafa González

Apenas 24 horas después de la protesta del sector hostelero, el Ayuntamiento de Almería ha publicado en el tablón de su portal web un nuevo bando del alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco, con medidas para atender la situación crítica por la pérdida de clientes derivada de la pandemia. 

Explica el regidor que el Ayuntamiento está, "desde los momentos iniciales de la pandemia, apoyando a los autónomos y empresas que están sufriendo de manera más acusada los graves efectos económicos de esta crisis sanitaria", así como que "considera necesaria en estos momentos la implementación de medidas administrativas que faciliten el trabajo de las empresas hosteleras almerienses", las cuales "tienen como objetivo la conservación de puestos de trabajo y evitar cierres empresariales en un momento especialmente incierto".

Las disposiciones incluidas en este bando tienen un carácter temporal y comienzan con una primera medida centrada en la zona acústicamente saturada, donde el Ayuntamiento deja de "considerar como ampliación de la actividad la solicitud de sillas y veladores, teniendo en cuenta la disminución de aforo de esos establecimientos, y mientras se mantenga dicha limitación, con horario máximo hasta las 23:00 horas”. Consideran desde el Ayuntamiento de la capital que esta calificación de zona saturada “se define por incumplimiento de los objetivos de calidad acústica en período noche, que se inicia a partir de las 23:00 horas”. Esto permite a los locales de copas instalar sillas y veladores en la calle, sin cambio de actividad, un balón de oxígeno para estos negocios. 

La segunda medida amplía el período en el que permanecer puestas las terrazas sobre tarima, que en la situación anterior a la irrupción del coronavirus  podían seguir instaladas hasta el 31 de octubre, fecha que queda anulada por el bando, “mientras dure la situación de alerta sanitaria y existan limitaciones al pleno ejercicio de su actividad de los establecimientos de hostelería”. Justifica también esta medida en la recomendación sanitaria de permanecer en espacios al aire libre que en el interior de los establecimientos.

La última disposición facilita los mecanismos para que los interesados puedan formular la petición de esta ampliación hasta el 31 de diciembre de 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios