Almería

Dos años viviendo entre puntales

  • Muchos de los apoyos están ya sueltos por la dilatación y las maderas se pudren

  • No tienen dinero para reparar las viviendas

Si en enero de 2017 los cuatro bloques de viviendas de El Patio, con más de 60 años de antiguedad, ya estaban en malas condiciones (hubo derrumbes, los edificios debieron ser apuntalados e incluso hubo un herido), imagínense cómo deben estar ahora con estos apoyos incluso cayéndose al suelo. "Hace unos días noté que la mayoría de puntales estan sueltos por la dilatación y las maderas que sujetan esos puntales comienzan a tener roturas y comienza a pudrirse", explica José Campoy, presidente de la Asociación Sociocultural Pescadería-La Chanca.

Todo comenzó cuando un hombre de 46 años se precipitara desde un segundo piso a un primero después de que cediera el suelo de una de las pasarelas a su paso, lo que conllevó la revisión de la estructura del edificio por parte del arquitecto municipal y el consiguiente desalojo.

En abril anunciaron la creación de una mesa de trabajo que de momento no funciona

Más de 230 vecinos de 106 viviendas fueron realojados por el Ayuntamiento de Almería en el pabellón de Almería. Se llevaron entonces trabajos municipales para estudiar la situación de los inmuebles y fue cuando se decidió que debía ser apuntado. En principio, iba a ser una decisión puntual a la espera de que los edificios fueran reformados de forma urgente debido a la situación en al que se encuentran. Pero el tiempo se ha detenido en El Patio. Los vecinos confirman que el Ayuntamiento les requiere en torno a 6.000 años para asegurar el estado de las viviendas, aunque dentro de esta cantidad, lógicamente, no entraría la reforma interior de cada una de ellas.

"Se le pidió a los vecinos la cantidad que no pueden pagar", manifiesta Campoy, argumentado que "continúa la peligrosidad, abandono y deterioro del inmueble", argumenta José Campoy, agregando que "no les interesa el problema por qué es muy impopular. Según la sociedad, allí vive gente que ha entrado de okupa, pero más allá de la realidad que intentan vender, la mayoría de los residentes en el platio tiene su escritura. Así que lo que pasa es que viven en un edificio en malas condiciones", explica Campoy, quien esgrime que "no vivimos donde queremos vivimos, lo hacemos donde podemos y al Ayuntamiento no le afectan los derrumbes, ni la suciedad. Pero a la Junta de Andalucía igual, según ellos, el corazón del barrio está en la Plaza de Pavía,cuando la Plaza de Pavía es otro barrio más de los 27 que forman la ciudad no La Chanca Pescaderia".

En la actualidad, El Patio es uno de esos lugares a los que nadie les gustaría entrar y, menos, tener una vivienda. Los puntales son el más claro síntoma de riesgo. Solo hay que ponerse en el pellejo de esas personas que aún teniendo la escritura de esas viviendas, viven en una zona donde es más difícil aún encontrar empleo que en el resto de la ciudad y, por lo tanto, no se puede asumir el coste de las reparaciones. Si no tienes opción de vivir en otro lado, existe una terrible posibilidad, que la casa se derrumbe contigo, tal y como le sucedió a Santiago, cuyo cuarto de baó se vino abajo mientras se duchaba y tuvo que ser hospitalizado.

"Pedimos al concejal del área que se limpiase y baldease periódicamente El Patio por la necesidad y peligro de enfermedades, y ni tan siquiera nos contestó. Exigimos una reunión y otra reunión y ni nos contestaron. En los presupuestos participativos, una de nuestras propuestas fue la limpieza de ese entorno, pero al igual que en los presupuestos del año pasado, donde ninguna de nuestras propuestas se realizaron, este año hemos realizado ocho y una de ellas es en relación a El Patio. Las dos administraciones (Junta y Ayuntamiento)deberían ponerse de acuerdo para realizar una rehabilitación".

Y no es por falta de peticiones. Los vecinos del barrio se siguen incluso movilizanhoy en día con concentraciones periódicas. En su momento llegaron incluso a cortar el acceso a la capital desde Bayyana.

El pasado mes de abril, el Ayuntamiento de Almería y la Junta de Andalucía acordaron constituir una mesa de trabajo en la que abordar posibles soluciones a la situación del inmueble de El Patio. Una mesa técnica a finales de abril para abordar la situación de El Patio en Almería.

El responsable municipal de urbanismo se mostraba "satisfecho" ante el hecho de que la Junta de Andalucía "se sumara a la propuesta de constituir una mesa de trabajo a nivel técnico que permitiera estudiar la situación y qué tipo de soluciones se puede dar a un problema urbanístico complejo, que requiere la colaboración de todas las administraciones".

"Entiendo que esa mesa debe ser el germen de esa colaboración que demandan los propios vecinos y que, en el caso de las determinaciones que se puedan tomar, se haga de manera consensuada, coordinada y con el objetivo común de ayudar a las personas que allí habitan en el marco de la legalidad, que es lo que nos obliga a las administraciones", decfía Miguel Ángel Castellón. ¿Y en qué ha cambiado la situación del barrio desde entonces? En nada. Todo sigue igual.

En general, el barrio de Pescadería-La Chanca sigue padeciendo el olvido de las administraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios